Anekdotas del saléu nes buries agües de internete.
Anekdotas de la navegación en las borrascosas aguas de internete.

12 marzo 2006

Maite Soroa
A cuenta de Otegi

Hay quien no dice la verdad ni cuando les preguntas el nombre. Quien tiene problemas de identidad tiene serios problemas de percepción de la realidad y, si además, los verbaliza o escribe, el resultado no puede ser otro que la memez ilimitada, infinita como el horizonte. Es el caso de Ildefonso Ussia, que se hace llamar Alfonso y se retrata cada vez que esgrime la pluma. Ayer le dio por meterse ­otra vez­ con Otegi ­Ronaldinho entre amigos­ y compararle con no sé qué marquesa de mentirijillas de su reservado círculo a cuyas convocatorias no asistía nadie. La comparación era, como el propio autor, de una insustancialidad sin lagunas, pero a él le daba suficiente carrete para tratar de insultar a la mayoría de la sociedad vasca.

Decía que a los saraos asistían sólo los músicos y el propio Ussia ­esa cara de acelga sólo puede tener explicación por la ingesta desordenada de canapés baratillos, cava corriente y pastelitos de obrador industrial­ y pretendía comparar a la tal marquesa con la izquierda abertzale: «La nueva marquesa de Velonia es Otegui. Convocar una huelga general en las provincias vascas y en Navarra en nombre de los matones de Batasuna, y que sólo haya conseguido el apoyo del 2% de los convocados, sitúa al dirigente del pendiente orejero a la altura del betún». Y se apoya en la manipula- ción de otro diario: «No cerraron ni las ‘Herrico-tabernas’, que son locales a sus órdenes directas. Otegui, Permach y demás forajidos denominaron con gran solemnidad a la huelga general ‘jornada de lucha’. Pues lucharon poquísimos. Iba la cosa de protesta por la muerte de dos etarras en prisión, víctimas del malvado Estado Español, que mantiene a los chicos de la ETA en las cárceles para que se suiciden». Si pretendía insultar, no lo ha conseguido; si quería se rían de él... bingo.

Ussia vive atormentado por sus fantasmas y el bueno de Jon le sigue acosando en sus atormentados sueños: «El difunto beodo Idígoras tenía mucha más capacidad de convocatoria que este Otegui, siempre acompañado por el filósofo-estratega de la banda, el tal Permach. Y lo peor es que, además del fracaso, a Otegui le puede costar la chuminada un congo, porque ha sido citado a declarar por Grande-Marlaska como responsable de los actos de violencia producidos durante su fracasada ‘jornada de lucha’». Ría poco Ussia. No vaya a ser que el encarcelamiento de Otegi nos cueste a todas y todos ­Ussia incluido­ un congo. - msoroa@gara.net

Publicar un comentario
 
inicio