Anekdotas del saléu nes buries agües de internete.
Anekdotas de la navegación en las borrascosas aguas de internete.

25 mayo 2006

LIMITE: 72 HORAS. Emocionante aventura


INTRODUCCIÓN
Del prospecto de Postinor
“Postinor (levonorgestrel) sólo se debe tomar como medida de emergencia en la prevención del embarazo”. Puede producir “diarreas y vómitos”; si se toma más de la cuenta puede producir “náuseas o hemorragias vaginales”; no tomar si se sufre del hígado, puede provocar “sangrado no relacionado con la menstruación, mareos, dolor de cabeza, retrasos en menstruación, hemorragia irregular y manchado, fatiga, dolor en la parte inferior del abdomen”,…

UNO
Tienen 28 y 26 años respectivamente; son periodistas y buenas amigas. Los últimos seis días han tenido una ajetreada actividad sexual; hasta un tanto enloquecida: dos casados, dos divorciados, el novio de una tercera amiga, un amigo de la infancia, el chico guapo de una onegé, el ejecutivo pelma pero con dinero, el redactor-jefe deprimido, llorón e insistente,…
El fin de semana, largo, más para descansar que para otra cosa. Pero surgió el problema. A 26 se le quedó dentro el condón del amigo casado (casado nº 2): o al tipo se le bajó muy rápido o se quedó extasiado dentro, el caso es que se escurrió dejando el impermeable en unas profundidades con las que, gracias al artilugio, no había entrado en contacto, aunque sí provocado un problema.
A 28, emocionada por el encuentro y las prisas con el viejo camarada tanto tiempo alejado pero siempre recordado, se le aceleró el corazón y lo hizo sin precaución alguna, pensando que las habilidades gimnásticas de la pareja llegaban a poder apearse a cualquier velocidad.

DOS
28 y 26 comieron juntas el sábado. Comida copiosa, buen vino, cotorreos mil… Y se lo contaron:
¡Hostia, tengo un problema…!
¡Joder, tía, y yo también!
Así que la píldora del día después. Una no puede arriesgarse… Postinor: efectivo entre las 12 y las 72 horas después, exactamente.
Yo cumplo mañana por la noche. Y yo el lunes de madrugada. Pues ya mismo o la podemos cagar. La sobremesa se prolonga y se citan para el día siguiente, domingo a las doce del mediodía: los domingos no están para madrugar…
Domingo. Sorpresa, en todo Madrid (ciudad como se sabe de unos cuatro millones de habitantes) durante los fines de semana, los Centros de Salud donde pueden conseguirse las recetas pertinentes sólo son dos: uno para menores y otro para mayores. El de mayores, en Vallecas. Allí volaron las dos amigas. Receta y receta. Todo listo; a correr. Cayeron por el barrio de Salamanca, en cuyas cercanías vive 26. Barrio de Salamanca, ya saben, zona nazional, viva el PP y todo ese mal rollo. Primera farmacia: no tenemos, además, yo que vosotras… Adiós, gilipollas. Segunda farmacia: no tenemos porque no pedimos de eso… Adiós cabrona, hijaputa, frustrada. Tercera farmacia: sólo nos queda una cajita… Pues nada, dice 28, para ti que tienes más prisa… Cuarta farmacia: el ala liberal de la zona: tenemos, y la segunda cajita. Las dos pastillas de golpe, así se toman.

REFLEXIÓN
Mientras me lo cuentan, reflexiono: si los hombres tuviéramos la regla (atrasos o no atrasos) con sus molestias, manchas inoportunas, dolores, atención al aseo,…y si, además, tuviéramos que darnos tras un buen polvo carreras como las descritas: receta, farmacia, pastilleo, efectos secundarios… De verdad, no sé si nos decidiríamos a follar tan fácilmente. Muy sinceramente, creo que no. Lo justito y en caso de mucha necesidad… y ya vale. De verdad que no compensaría, que no hombre, que no. Como se sabe y cada cual puede comprobar, las mujeres tienen mayor capacidad para el disfrute sexual… Será por eso que pasan por tantas vicisitudes. Si su capacidad fuese como la del hombre… ¿de qué, eh, de qué?

posted by Kevin Vázquez at 11:19 AM
1 Comments:

xavi said...

Y además, si llega el caso pasar por el embarazo y el parto. Seria horrible, con lo que nos gusta hablar de lo que sufrimos, ejemplo la mili, seriamos aún más inaguantables.

Publicar un comentario
 
inicio