Anekdotas del saléu nes buries agües de internete.
Anekdotas de la navegación en las borrascosas aguas de internete.

15 junio 2006

Un breve razonamiento


Hace años –allá por 1998, calculo–, coincidí en las cercanías de las Salesas, punto neurálgico de la judicatura española asentada en Madrid, con un reputado jurista que me mostró sin tapujos su horror y su estupefacción por el endurecimiento radical que estaba experimentando la legislación antiterrorista española. «Son unos demagogos. Lo hacen para dar a entender que se toman muy en serio la lucha contra el terrorismo. Pero lo que están haciendo es disparatado», me dijo. Le pedí que explicara por qué sostenía ese criterio. «Elemental», me respondió. «Si por quemar un cajero automático durante un acto de kale borroka te caen 15 años de cárcel o más, y si por hacerte militante de ETA, meterte en un comando y cargarte a un tío a tiros te cae sólo un poco más, los chavales de la kale borroka van a empezar a pensar que están perdiendo el tiempo. La desproporción en el castigo es, en la práctica, un incentivo al terrorismo de alta intensidad», concluyó.

Recordé este razonamiento hace un par de días pensando en el tremendismo de las acusaciones que lanza el PP contra Rodríguez Zapatero, y me dije: «Si dice que va a hablar con ETA y que su gente de Euskadi se va a reunir con Batasuna y ya por eso sólo lo consideran un monstruo abominable, culpable de los peores crímenes de lesa patria, ¿no le están facilitando el avance en esa línea? Claro que sí. Puede ir tranquilamente más lejos y alcanzar los acuerdos en firme que considere oportunos, porque el PP no podrá acusarlo por ello de nada peor. Desde ese punto de vista, Acebes le está haciendo un gran servicio a Zapatero.»

Extraña conclusión, pero exacta.

14 junio 2006

"los personajes ricos tienen busto

Marta Sanz

"los personajes ricos tienen busto o senos y los personajes pobres tienen tetas"

Luis García

Dice la ficha de Marta Sanz, madrileña, que Susana y los viejos es una reflexión sobre la cobardía y contra la idea de que el amor es blandenguería o renuncia. Dice que describe un microcosmos familiar que muta, se radicaliza y puede llegar a quebrarse. Amores y desamores, pasiones y odios marcan un juego de espejos en el que la autora pone de manifiesto la frágil frontera de las convenciones y entra de lleno en las confrontaciones generacionales, sexuales y de clase. Será eso y mucho mas, una novela coral de mujeres y hombres que sólo saben ver a través del filtro de un estereotipo.
Dice muchas cosas, pero se olvida que estamos ante una autora valiente en sus postulados literarios, experimental y un poco agresiva. Susana y los viejos, finalista del Nadal 2006, va a dar mucho que hablar o escribir. Seguro.

Pregunta: Empecemos por el principio. ¿Cuándo y cómo empezó a escribir Marta Sanz?

Respuesta: Empecé a escribir muy pequeña, porque mis padres son grandes lectores y por el placer de jugar con las palabras y de contar historias. Creo que me seducía la materia fónica del lenguaje, la sonoridad de algunos nombres y también las volutas de la caligrafía. Escribía ficciones con las que después inventaba juegos o que formaban parte de ellos. Cuando era adolescente, escribí mucha poesía mala. Pero mi dedicación real a la literatura comienza, cuando entro en la Escuela de Letras de Madrid, y conozco a Constantino Bértolo. Allí descubro casi todos mis vicios y algunas de mis virtudes y me doy cuenta de que casi no puedo evitar dedicarme a la escritura.

P: ¿Y qué es Susana y los viejos, novela con la que ha quedado finalista nada menos que del Premio Nadal 2006?

R: Es una novela extraña, en la que se le da la vuelta al pasaje bíblico del Libro de Daniel, para desvelar algunas zonas oscuras de nuestra doble moral. Concretamente las zonas que tienen quever con nuestra vivencia de la decrepitud, la vejez, la enfermedad y, finalmente, la muerte. Susana y los viejos se adentra en esos territorios con la idea de que el sentimiento trágico de la vida nunca debería arrebatarnos la alegría de vivir ni las ganas de transformar el mundo. Es una novela política que habla de emociones cotidianas con un sentido del humor cercano a lo buñuelesco.

P: Estamos ante una historia cruda, de esas que los críticos suelen “pelar” con su pluma.... No en vano se te considera una fiel exponente del “realismos sucio”. ¿Estás de acuerdo con dicha apreciación?

R: No. Yo no hago realismo sucio ni realismo social o socialista, aunque no tengo absolutamente nada en contra de la segunda de estas corrientes, pese a su demonización sistemática en el ámbito de la literatura española contemporánea. Como dije la noche de la entrega del premio Nadal, yo creo que hago realismo de terror o terror realista, en el sentido de que, si como decía Freud, el terror consiste en hacer extrañas las cosas cotidianas, nuestro mundo está plagado de elementos de extrañamiento, de violencias y de injusticias que convierten la realidad en un lugar a menudo inhabitable. Yo apuesto por ver el horror en primer plano, por desvelarlo, para poderlo combatir. Por otra parte, en Susana y los viejos, al ahondar en la cuestión de la doble moral en relación con ciertos asuntos escatológicos era lógico que aflorase el concepto de tabú, expresado a través de la metáfora de un cuerpo que, dependiendo de a quien pertenezca, no se nombra de la misma forma. De ahí, el sentido de ciertas palabras malsonantes en la novela.

P: Es difícil (supongo) perfilar esos personajes, a decir de algún critico un tanto inverosímiles.... ¿cómo lo hiciste?. Es decir.... ¿hay algo de autobiográfico en ello?

R: Bueno, te recuerdo que además de la crítica que apuntas se han escrito otras dos que hablan de la novela en un sentido muy diferente. Me refiero a la publicada en Babelia y a la del ABC de las artes y las letras. Creo que es normal que un texto arriesgado como el mío, se lea desde distintas posiciones y sea fruto de distintas valoraciones. En todo caso, creo que mis libros siempre se han leído con mucho respeto y, en este sentido, yo tengo mucho que agradecerle a la crítica, tanto a la buena como a la menos buena. Obviamente, a mí mis personajes no me parecen inverosímiles. Me parecen antipáticos a ratos, pero no inverosímiles, porque estoy experimentando con un género en el que la hipérbole constituye un recurso fundamental: al mirar la realidad en primerísimo plano, al contarla desde sensibilidades muy marcadas, al profundizar en una indagación psicológica que se coloca en las antípodas de la economía de medios, de la selección de rasgos para construir al personaje. En Susana y los viejos yo no he querido ahorrar ningún detalle y, por este motivo, quizá cierto lector puede sentirse desbordado, porque no se va a encontrar con caracteres encerrados en un molde ni comprensibles al primer golpe de vista. Creo que a veces lo inverosímil se confunde con lo imprevisible o con lo excesivo. Y yo no he querido reflexionar ni construir a mis personajes con economía, sino con una exhaustividad que los hace singulares. Creo que en la vida real sucede lo mismo: si te concentras en alguien inteligente, valoras sus actos, sus razones, pretendes llegar hasta sus últimos resquicios, esa persona se distingue de las otras, brilla, es diferente, compleja, más inaccesible cuanto más la contemplamos... Ese ajuste entre ficción y realidad es lo que para mí dota un texto de verosimilitud, no su previsibilidad dentro de los límites de un género. Y de autobiográfico, nada: observé, me emocioné, reflexioné sobre las muertes que viví, pero nunca pretendí trazar retratos ni calcar peripecias de mi biografía.

P: Nunca me han gustado, las etiquetas, aunque les reconozco el valor de que quien en ellas se encuentra, es que tiene algo que decir. ¿Qué pretendes contarnos en Susana y los viejos?

R: Pretendo hablarte del amor y de la muerte, de la confrontación sexual y de clase, de lo que pasa dentro de las habitaciones y de los espacios públicos, de los ritos y de las ceremonias compartidas, de qué pasa cuándo alguien no ama como se espera que debe hacerlo. Y aspiro a contarte todo eso, colocándote en una posición incómoda: en la de los viejos del cuadro de Susana. En la posición vouyerística de esos viejos que al mismo tiempo que desean y juzgan, son deseados y juzgados. Como los propios lectores. El pasaje bíblico me fascinaba por su contenido moral, pero también porque, con sus distintas versiones pictóricas, se pone de manifiesto que es una metáfora de la mirada, de la lectura y de las implicaciones que conlleva leer desde un lugar u otro. Además tanto la Susana de los cuadros, como la de la novela, son personajes que ofrecen, al contemplador, al lector, una desnudez llena de pureza. En el ojo a menudo es donde está la viga, no en el objeto de la contemplación.

P: Te digo lo anterior, porque el que se te etiquete no es malo en si mismo..... aunque puedan estar (podamos, que lo estaremos) equivocados....... ¿Crees que será entendido, por ejemplo, el lenguaje que utilizas?

R: Yo creo que sí, porque realmente mi lenguaje no es malsonante ni soez ni escandaloso. A mí el escándalo no me interesa nada, del mismo modo que el eufemismo sólo me interesa como opción ideológica y cultural encubridora. La piedad que encierra el eufemismo me parece una piedad malsana. Por eso, en esta novela los personajes ricos tienen busto o senos y los personajes pobres tienen tetas; los personajes sanos tienen agujeros de la nariz y los enfermos, orificios nasales... Las palabras elegidas para describir a un personaje lo construyen; en literatura, parto de la firme convicción de que no existen dos maneras distintas de decir lo mismo y a veces hay que recurrir a la palabra más negra. Por otro lado, trato de cuidar muchísimo la calidad de página, cómo suenan las frases al ser leídas en voz alta, las texturas del lenguaje. Yo soy una escritora fascinada por el código, pero que no se quiere quedar ensimismada dentro de él, tal vez por eso no me siento atraída por la metaliteratura, porque, como dice Jenaro Talens, es una coartada para no tener que hablar de lo que de verdad importa.

P: ¿No temes que sea tachado de políticamente incorrecto?

R: No. La literatura, entre sus estrategias de marketing, tiene la de haber fagocitado lo políticamente incorrecto. Lo políticamente incorrecto es vendible. Tal vez, por esa razón, cuando publiqué “Animales domésticos”, yo dije que mi novela era incorrectamente política y no políticamente incorrecta. Y no era precisamente un juego de palabras.

P: ¿Cómo ve Marta Sanz su carrera literaria con la perspectiva de quien fue Premio Ojo Critico con su anterior novela, Animales domésticos, y finalista del Nadal con Susana y los viejos?

R: Con mucho miedo, con mucha modestia y con una gran conciencia de que el relumbrón de los premios es algo efímero. Yo sé que me voy a tener que esforzar mucho para seguir publicando, porque el tipo de literatura que yo pretendo escribir o, lo que es lo mismo, mi visión de la literatura no se ajusta demasiado a ciertos cánones vigentes en el campo cultural.

P: ¿Estaríamos ante un mundo narrativo propio?. Porque Susana y los viejos mantiene ciertas similitudes con su anterior novela...

R: Puede ser, pero no sé si yo soy la persona más indicada para responder a esa pregunta. Esa pregunta necesitaría una lectura externa a mí misma, ajena, con perspectiva. Y sí, hay similitudes con Animales domésticos, pero que se limitan a la utilización de la familia como catalizador de la narración, como caldo de cultivo sentimental e inmediato, en el que se proyectan valores y creencias culturales compartidos; sin embargo, desde un punto de vista temático, creo que Susana y los viejos se relaciona directamente con mi segunda novela, Lenguas muertas, que también era una propuesta materialista, racionalista, antisentimental y, en cierta medida, anti-metaliteraria. La novela se abría con una cita de Valle: “Toda la literatura es mala”.

P: ¿No tienes un poco de vértigo, de pánico escénico?

R: De momento, no, porque soy consciente de que esto se pasa enseguida. Cuando tenga otro manuscrito debajo del brazo, ya veremos...

P: ¿Qué autor o autores sigues con especial atención?

R: Sigo todo lo de cerca que puedo a Coetzee. Y, aquí, sigo con atención a mis amigos que son muchos y variados. Soy una lectora muy sentimental.

P: ¿Y qué estas preparando actualmente, aparte de disfrutar de tu Premio?

R: Tantas cosas que son lo mismo que ninguna. Nada. No quiero dejarme arrastrar por la inercia del premio. Quiero pensar despacito y sólo salir al ruedo literario, en el caso de que esté segura de que tengo algo que contar. Además, hoy por hoy, tengo la gripe. Como casi todo el mundo.

Central Térmica de Avilés


Central Térmica de Avilés

Los autores de esta página somos un grupo de ingenieros de Avilés y Comarca que por profesión y situación familiar somos conscientes de lo que la industria significa y ha significado para nuestra ciudad. Durante décadas la industria pesada ha sido el motor económico de la ciudad, produciendo acero, aleaciones de cinc y aluminio, cristal, coke y otros productos primarios, base para la fabricación de productos elaborados. La producción de estos elementos básicos nos sitúa pues, tras la minería, en el segundo escalón del sistema productivo económico en el que se basa nuestro bienestar. ../..

Reciben a los Principes

"Cuanta hipocresía, llamar democracia, a una monarquía", gritaban los manifestantes
Cientos de personas reciben a los Principes en Leganés entre vivas a la República

Los Principes recorrieron una nueva parada de su particular viacrucis republicano. Leganés se convirtio ayer en una ciudad más que los esperaba adornada de banderas republicanas y con gritos contra la Monarquía. Estas últimas manifestaciones están poniendo de manifiesto que el sentimiento monarquico en España es notablemente inferior al creciente movimiento republicano, por lo que lo que deberían ser agradables paseos de los presuntos herederos se convierten en sucesivos aprietos.

LaHaine cubrió la visita de Felipe de Borbón y Letizia Ortiz a Leganés:

18.20: Los herederos de la corona acaban de pasar por el punto donde se reunen unos 200 republicanos, en la calle Dr. Fleming, que portan banderas repúblicanas y comunistas. A su paso oyeron los gritos "España mañana será republicana", "Juan Carlos I, de Franco es heredero" y "Viva la lucha de la clase obrera". El grupo estaba escoltado por dos furgonas de antidisturbios.

18.30: Una quincena de policías antidisturbios ha cortado el paso a la marcha republicana, que sigue movilizándose por Leganés al grito de "a por ellos, oé". En este momento se encuentra en la zona de la Plaza de Toros (calle del Museo). La manifestación está intentando bordear el cerco de antidisturbios, cruzando por otra acera.

18.38: La marcha, en persecución del cortejo real, ha llegado al restaurante "El cebadero", donde van a cenar los príncipes cerca de las 19.30 horas. Aquí hay un fuerte dispositivo de antidisturbios y policía de civil. Se han coreado lemas como "Los borbones, a los tiburones". En estos momentos, los principes están de visita en la fábrica de medicamentos Roche, y por el megáfono un activista ha gritado "Para qué visitan fábricas, si jamás han trabajado".

18.45: Siguen llegando patrullas de la policía al lugar de la concentración, y el ambiente es muy combativo. Se está gritando "Vuestro lujo, nuestra miseria", "Cuanta hipocresía, llamar democracia, a una monarquía" y "La precariedad, para su majestad". Mientras tanto, algunas personas de traje y corbata, que están junto a los antidisturbios, sonrién mirando hacia los manifestantes.

18.52: La marcha continua en la Avenida del Museo, frente al restaurante. En la acera que está al pie del restaurante la policía ha dejado pasar a unas 50 personas con banderas de España, incluido niños, para que salgan en televisión en la llegada de los príncipes. En ese momento la gente ha empezado a gritar "Somos buena gente, pero malos siervos". Otra consigna que se está coreando es "Zapatero, no nos toques los cojones, llamando republicano, al jefe de los borbones".

19.00: Los manifestantes han empezado a gritar contra el grupo de personas con banderitas de España situadas apenas a unos metros de la entrada del restaurante: "Sois extras" y "Cuánto os pagan". Además, un grupo de militantes anarquistas han lanzado gritos en recuerdo de Mateo Morral, anarquista catalán conocido como responsable del atentado contra Alfonso XIII y Victoria Eugenia el 31 de mayo de 1906, día de su boda. La gente continua calentando la espera con consignas antimonárquicas. La policía está en actitud tranquila.


19.08: En este momento se está produciendo una disputa simbólica con el grupo de gente que está al pié del restaurante y que porta pequeñas banderas de España. Los republicanos les han gritado "Esa bandera, a la papelera", a lo que el grupo de extras han respondido levantando sus banderitas y ondeándolas todos a la vez, al grito de "España, España". Los manifestantes han contestado: "Sois figurantes, oé, por un bocata, oé". Un republicano ha llegado a gritarles "¡Vuestro bocata lo pago yo!".

19.15: Están llegando los príncipes. La gente está cantando "Que vienen, que vienen". Acaba de pasar por delante del bloque republicano el coche del príncipe y Leticia, y Felipe se equivocó: saludo a los manifestantes republicanos pero bajó rápidamente la mano, aparentemente al percatarse de que le estaban abucheando.

19.17: Los príncipes están bajando del coche, los republicanos gritan "que se vayan, oé" a unos veinte metros del coche. En medio, a unos pocos metros, están los títeres monarquicos. Felipe está saludando a los títeres, mientras la gente grita "Fuera los borbones, de los barrios obreros".

19.21: Felipe y Leticia están entrando al restaurante y la gente le grita "Felipe, acelera, que viene la Tercera". Ha crecido el número de participantes, unos 250 personas gritando contra sus altezas. Los príncipes se dieron su "baño de multitudes" dándole la mano a los 50 extras. Desde los manifestantes se cantaba "Hay más policías, que juancarlistas".

19.33: Al retirarse los republicanos se han cruzado con un grupo que estaba algo apartado, de unas setenta personas, que portaban banderas de España, e incluso algunos jóvenes hacían el gesto fascista de levantar el brazo. Había un grupo en cada acera, y en medio un numeroso dispositivo antidisturbios. Se han empezado a increpar mutuamente, si bien los republicanos les triplicaban en número. Un grupo de jóvenes republicanos a la cabeza de la marcha ha intentado cruzar la calle y dirigirse hacia los monarquicos, pero la policía les ha cortado el paso. Ha habido un momento de tensión, pero finalmente se ha continuado la marcha, ahora al ritmo de la samba revolucionaria del grupo de batucada "Repercusión".

20.06: Unas 200 personas siguen concentradas en la puerta del restaurante, donde están cenando sus altezas. Los republicanos están decididos a esperar el tiempo que sea para mostrar su repudio a la salida de los príncipes. La prensa de masas está dento del restaurante, se ha visto entrar a Telemadrid y Televisión española. Los antidisturbios siguen presentes, han duplicado la dotación y no dejan cruzar la calle a los manifestantes. De momento en actitud tranquila, no ha habido ningun incidente.

20.40: Los príncipes han salido en el coche a gran velocidad, sólo se han parado un segundo delante de los monarquicos que estaban del otro lado de la acera. Felipe y Leticia no han querido acercarse ni saludar a los manifestantes, como si estuvieran temerosos por los posibles comentarios. La gente ha estado cercada por los antidisturbios, sobretodo al final cuando iban a salir los príncipes. Se acaba de disolver la marcha, en la que han permanecido hasta el final unas 200 personas.

Cómo insertar los titulares de laRepublica.es


Cómo insertar los titulares de laRepublica.es en tu web

Una línea de javascript te permite mostrar muy simplemente, en tu sitio que te pertenece, los artículos recientes publicados en laRepublica.es:

Una línea de javascript te permite mostrar muy simplemente, en tu sitio que te pertenece, los artículos recientes publicados en laRepublica.es:

http://www.larepublica.es/distrib.php3

http://www.larepublica.es/backend.php3?id_rubrique=57

http://www.larepublica.es/backend.php3?id_rubrique=5


fantasmas


08 junio 2006

Reflexiones sobre urbanismo y política


27 Febrero 2006
Reflexiones sobre urbanismo y política, de Txomin Goñi Tirapu en La Escandalera de El Comentario

Es un hecho constatado que el ladrillo y el cementón están sirviendo para financiar Ayuntamientos (de todos los colores), forrarse especuladores – grandes y pequeños -, sostener partidos políticos y alimentar politicuchos.

Este fenómeno se está utilizando por políticos, que provisionalmente no tienen poder, para cacarear infames e inmorales prácticas de financiación. Así vemos interminables listas de colectivos vecinales y ecologistas (que no digo que no tengan razón) organizados fuertemente contra administraciones en las que florecen las prácticas corruptas (Madrid, Valencia…). Curiosamente, siempre gobernados por el PP. ¿Qué ocurre en Asturias? También tenemos ladrillo y cementón. Pero con una variante: de la mano del PSOE e IU. Esto puede explicar mucho de lo que está ocurriendo por estos lares. Sobretodo con el movimiento vecinal.

Es un hecho que desde las correspondientes Consejerías se está facilitando la destrucción de toda Asturias, pero con ánimo de forrarse quienes gobiernan. Lo mismo ocurre en varios ayuntamientos gobernados por “la izquierda plural”: Gijón… donde por cierto están expropiando masivamente y no precisamente pensando en el interés general. Todo lo contrario.

Nunca ha explicado IU por qué gobierna con un partido que alienta y sostiene prácticas corruptas en Asturias, mientras vocea en Madrid y Valencia contra lo mismo que aquí tolera. Tampoco ha explicado porque gobierna en las Vascongadas con un partido confesional, el PNV. Continúa teniendo este partido el eslogan básico de “jangoikoa eta lege saharra” (Dios y leyes viejas). Escrúpulos ninguno.

Por si esto fuera poco y por si algún despistado no se estaba dando cuenta, nos encontramos con el tinglado inmobiliario de PROGEA. De la mano de IU. Que se sepa, en Asturias, más de cincuenta empresas del ramo pertenecen a PROGEA. Con qué cara volverán a llamar dirigentes de IU a AVALL para participar con ellos en Gozón. Los vecinos merecen nuestro apoyo y lo tendrán, pero no de la mano de estos embaucadores.

Llegamos al nudo de la cuestión. El malestar y la indignación vecinal crecen por todo lo que está cayendo con el cemento. Desde AVALL nos preocupamos y ayudamos allí donde nos llaman: Valdés, Lieres, Colunga, Ribadedeva, da igual. Llega un momento en que nos planteamos unificar todo lo que se mueve contra la especulación. Personalmente hablo con la Coordinadora Ecologista. En un principio encuentro reticencias. El argumento es que las asociaciones vecinales que surgen con problemas concretos desaparecen cuando esos problemas pasan. Me explican que ellos han intentado muchas veces trabajar con estas asociaciones sin conseguirlo.

Desde AVALL replicamos que los vecinos están en su derecho a aparecer y desaparecer cuando quieran. Al final confluimos, se pone en marcha la asamblea de colectivos ciudadanos afectados, desde el principio con problemas, porque hay asociaciones vecinales que prefieren no participar por encontrarse con personas de colectivos ecologistas ligados a IU.

Desde el principio de ACA salieron a relucir por parte de algunos ecologistas la incomprensión y en ocasiones el desprecio por las asociaciones vecinales.

Absolutamente en todas las reuniones perdemos mucho tiempo para aclarar que el movimiento ciudadano de Asturias , en estas circunstancias, no puede confundirse con colectivos ecologistas. Lo que en un principio parecía una feliz coyuntura (“mas vale unir que restar”), no está siendo posible. Hay cosas que están meridianamente claras: ni un solo colectivo vecinal debe quedarse fuera de ACA por incompatibilidades con colectivos ecologistas, primero están los vecinos, y los grupos ecologistas, si quieren y si no entorpecen el funcionamiento de estos primeros, deben sentarse en la ultima fila, donde no molesten ni levanten susceptibilidades.

IU está queriendo jugar con dos barajas: destruir Asturias fomentando y tolerando los abusos de la administración y acompañar al movimiento vecinal en su lucha contra tamaño despropósito, todo a cambio de participar en el pastel del gobierno y con una mano puesta sobre los ciudadanos descontentos, por si acaso. No tenemos mucho tiempo que perder, esta claro quién tenemos en contra y quién puede apoyar, si quiere, a ACA.

02 junio 2006

Libros


En estos días Kevin ha estado en Madrid, donde se celebra la muy visitada Feria del Libro. Kevin aprovechó unas horas libres y allí se fue en compañía de unos amigos. Ya saben, charla que charla a ver quién lee más y conocen a más firmantes...Y Kevin, como siempre haciéndose el listo.
- ¿Que por qué no leo a determinados autores y autoras de éxito que, al parecer, lee todo el mundo? Porque no tienen nada que decirme y no tienen nada que decirme porque no tienen nada que decir y , en efecto, nada dicen. Y no dicen nada porque nada tienen en su interior. A lo más, están cargados de gases intestinales. Quizás se excedan, en su apasionada vida, de Nescafé soluble. Uséase: flatulencias en tapa dura a 21 euros el ejemplar.

 
inicio