Anekdotas del saléu nes buries agües de internete.
Anekdotas de la navegación en las borrascosas aguas de internete.

14 junio 2006

Reciben a los Principes

"Cuanta hipocresía, llamar democracia, a una monarquía", gritaban los manifestantes
Cientos de personas reciben a los Principes en Leganés entre vivas a la República

Los Principes recorrieron una nueva parada de su particular viacrucis republicano. Leganés se convirtio ayer en una ciudad más que los esperaba adornada de banderas republicanas y con gritos contra la Monarquía. Estas últimas manifestaciones están poniendo de manifiesto que el sentimiento monarquico en España es notablemente inferior al creciente movimiento republicano, por lo que lo que deberían ser agradables paseos de los presuntos herederos se convierten en sucesivos aprietos.

LaHaine cubrió la visita de Felipe de Borbón y Letizia Ortiz a Leganés:

18.20: Los herederos de la corona acaban de pasar por el punto donde se reunen unos 200 republicanos, en la calle Dr. Fleming, que portan banderas repúblicanas y comunistas. A su paso oyeron los gritos "España mañana será republicana", "Juan Carlos I, de Franco es heredero" y "Viva la lucha de la clase obrera". El grupo estaba escoltado por dos furgonas de antidisturbios.

18.30: Una quincena de policías antidisturbios ha cortado el paso a la marcha republicana, que sigue movilizándose por Leganés al grito de "a por ellos, oé". En este momento se encuentra en la zona de la Plaza de Toros (calle del Museo). La manifestación está intentando bordear el cerco de antidisturbios, cruzando por otra acera.

18.38: La marcha, en persecución del cortejo real, ha llegado al restaurante "El cebadero", donde van a cenar los príncipes cerca de las 19.30 horas. Aquí hay un fuerte dispositivo de antidisturbios y policía de civil. Se han coreado lemas como "Los borbones, a los tiburones". En estos momentos, los principes están de visita en la fábrica de medicamentos Roche, y por el megáfono un activista ha gritado "Para qué visitan fábricas, si jamás han trabajado".

18.45: Siguen llegando patrullas de la policía al lugar de la concentración, y el ambiente es muy combativo. Se está gritando "Vuestro lujo, nuestra miseria", "Cuanta hipocresía, llamar democracia, a una monarquía" y "La precariedad, para su majestad". Mientras tanto, algunas personas de traje y corbata, que están junto a los antidisturbios, sonrién mirando hacia los manifestantes.

18.52: La marcha continua en la Avenida del Museo, frente al restaurante. En la acera que está al pie del restaurante la policía ha dejado pasar a unas 50 personas con banderas de España, incluido niños, para que salgan en televisión en la llegada de los príncipes. En ese momento la gente ha empezado a gritar "Somos buena gente, pero malos siervos". Otra consigna que se está coreando es "Zapatero, no nos toques los cojones, llamando republicano, al jefe de los borbones".

19.00: Los manifestantes han empezado a gritar contra el grupo de personas con banderitas de España situadas apenas a unos metros de la entrada del restaurante: "Sois extras" y "Cuánto os pagan". Además, un grupo de militantes anarquistas han lanzado gritos en recuerdo de Mateo Morral, anarquista catalán conocido como responsable del atentado contra Alfonso XIII y Victoria Eugenia el 31 de mayo de 1906, día de su boda. La gente continua calentando la espera con consignas antimonárquicas. La policía está en actitud tranquila.


19.08: En este momento se está produciendo una disputa simbólica con el grupo de gente que está al pié del restaurante y que porta pequeñas banderas de España. Los republicanos les han gritado "Esa bandera, a la papelera", a lo que el grupo de extras han respondido levantando sus banderitas y ondeándolas todos a la vez, al grito de "España, España". Los manifestantes han contestado: "Sois figurantes, oé, por un bocata, oé". Un republicano ha llegado a gritarles "¡Vuestro bocata lo pago yo!".

19.15: Están llegando los príncipes. La gente está cantando "Que vienen, que vienen". Acaba de pasar por delante del bloque republicano el coche del príncipe y Leticia, y Felipe se equivocó: saludo a los manifestantes republicanos pero bajó rápidamente la mano, aparentemente al percatarse de que le estaban abucheando.

19.17: Los príncipes están bajando del coche, los republicanos gritan "que se vayan, oé" a unos veinte metros del coche. En medio, a unos pocos metros, están los títeres monarquicos. Felipe está saludando a los títeres, mientras la gente grita "Fuera los borbones, de los barrios obreros".

19.21: Felipe y Leticia están entrando al restaurante y la gente le grita "Felipe, acelera, que viene la Tercera". Ha crecido el número de participantes, unos 250 personas gritando contra sus altezas. Los príncipes se dieron su "baño de multitudes" dándole la mano a los 50 extras. Desde los manifestantes se cantaba "Hay más policías, que juancarlistas".

19.33: Al retirarse los republicanos se han cruzado con un grupo que estaba algo apartado, de unas setenta personas, que portaban banderas de España, e incluso algunos jóvenes hacían el gesto fascista de levantar el brazo. Había un grupo en cada acera, y en medio un numeroso dispositivo antidisturbios. Se han empezado a increpar mutuamente, si bien los republicanos les triplicaban en número. Un grupo de jóvenes republicanos a la cabeza de la marcha ha intentado cruzar la calle y dirigirse hacia los monarquicos, pero la policía les ha cortado el paso. Ha habido un momento de tensión, pero finalmente se ha continuado la marcha, ahora al ritmo de la samba revolucionaria del grupo de batucada "Repercusión".

20.06: Unas 200 personas siguen concentradas en la puerta del restaurante, donde están cenando sus altezas. Los republicanos están decididos a esperar el tiempo que sea para mostrar su repudio a la salida de los príncipes. La prensa de masas está dento del restaurante, se ha visto entrar a Telemadrid y Televisión española. Los antidisturbios siguen presentes, han duplicado la dotación y no dejan cruzar la calle a los manifestantes. De momento en actitud tranquila, no ha habido ningun incidente.

20.40: Los príncipes han salido en el coche a gran velocidad, sólo se han parado un segundo delante de los monarquicos que estaban del otro lado de la acera. Felipe y Leticia no han querido acercarse ni saludar a los manifestantes, como si estuvieran temerosos por los posibles comentarios. La gente ha estado cercada por los antidisturbios, sobretodo al final cuando iban a salir los príncipes. Se acaba de disolver la marcha, en la que han permanecido hasta el final unas 200 personas.

Publicar un comentario
 
inicio