Anekdotas del saléu nes buries agües de internete.
Anekdotas de la navegación en las borrascosas aguas de internete.

26 octubre 2006

“Centro de Parálisis Cerebral Infanta Elena”

Divagando-divagando –que es lo mío, como queda dicho–, me vine poco después de regreso para aquí y reparé en las múltiples singularidades ridículas que tiene por estos lares el culto a la (supuesta) personalidad. Por ejemplo: acaban de entregarse los Premios Príncipe de Asturias. ¿Puede alguien decir qué proezas extraordinarias ha hecho el segundo marido de Letizia Ortiz para que concedan su título a distinciones honoríficas tan principales? El mayor mérito que encuentro al mozo, y ya es encontrar, es que habla en un tono menos gangoso que su papá y con un acento menos griego que su mamá. Pero da lo mismo, porque tanto él como sus hermanas, por no hablar de sus progenitores, han sido receptores de toda suerte de homenajes a perpetuidad (esperemos que no) en el bautizo de premios, museos, calles, plazas, hospitales, polideportivos, salones de juego, hipódromos y (esto no me consta, pero lo supongo, porque sería de rigor) serrallos y lupanares. Cerca de mi casa, en El Campello, tenemos incluso un “Centro de Parálisis Cerebral Infanta Elena”, aunque admito que ese nombre lo mismo fue puesto a mala hostia.

Publicar un comentario
 
inicio