Anekdotas del saléu nes buries agües de internete.
Anekdotas de la navegación en las borrascosas aguas de internete.

23 octubre 2006

Mayo 68 y las maracas de Machín

- En mayo del 68, mi hermana y yo éramos dos niñas que estábamos internas en un colegio de monjas.
Recuerdo con particular horror a una de nuestras profesoras, sor Mónica, la que nos daba clases de geografía. Aparte las diatribas contra la Rusia atea y comunista, cuando nos explicaba América jamás nombraba Méjico. ¿La razón? Que aquel país estaba lleno de republicanos españoles exiliados. Así que nunca aprendimos nada de Méjico, ni siquiera su existencia; lo que no dejaba de llamarnos la atención, pues figuraba en los mapas.

- Se le fue la pinza, a la hermanita.
- Estaba como las maracas de Machín. Pero sigo con lo de mayo del 68. Por entonces, y dados los acontecimientos apocalípticos de Paris, sectores católicos dijeron que se avecinaba el fin del mundo, que Dios había cogido un cabreo de no te menees… Sor Mónica era una ferviente creyente en el inmediato fin del mundo, dada la depravación general imperante, y una noche nos reunió a todas las niñas en la capilla y nos comunicó la noticia: hoy es el último día, nos dijo, la última noche, mañana será la fin del mundo. Había cerrado las puertas y colocado crespones negros sobre las imágenes; además, apagó las luces y quedó todo casi en total oscuridad a excepción de una lamparita junto al sagrario. ¡La leche! Empezaron las oraciones. Estábamos todas aterrorizadas y temblorosas; algunas niñas se mearon de miedo, la mayoría lloraba y la monja dirigía los rezos. Entonces, le dije a mi hermana: tenemos que irnos a casa, hay que avisar a papá, tenemos que estar en casa en la fin del mundo. Nos escabullimos de la capilla y corrimos al teléfono. Llamamos a casa y les dimos el aviso, ¡papá, papá – me eché a llorar yo también- que es la fin del mundo, ven a buscarnos!
Ya no recuerdo si se acabó el mundo, lo que sí sé es que la hermana Mónica siguió dándonos clase y yo seguí acojonada con ella…
- ¡Qué fuerte, hermana!

Publicar un comentario
 
inicio