Anekdotas del saléu nes buries agües de internete.
Anekdotas de la navegación en las borrascosas aguas de internete.

28 febrero 2008

La abstención.

"Pero hay una parte de la abstención –en estas elecciones la va a haber– que responde a convicciones políticas. ¿Por qué se desconsidera la decisión de no votar tomada por cientos de miles de ciudadanos? ¿Porque no cabe diferenciar la de quien se desentiende por entero de los asuntos públicos de la de aquel que se abstiene para mostrar su rechazo por un sistema que rechaza en bloque? Bien. Pero tampoco cabe evaluar los distintos grados de madurez de los votos emitidos. Hay quien vota con conciencia de la opción que toma y quien coge una u otra papeleta por las razones más peregrinas: hemos oído hablar de la importancia que pueden tener en algunos votos los afeitados, las mangas demasiado cortas, las cejas así o el color de los ojos asao. ¿Es eso serio y consciente?"

Javier Ortiz

*************************************************************************************************************************************
"He oído por ahí que se aproximan elecciones en España... Y me he acordado de aquéllo que decía Cantinflas en la película "El portero": "a la hora de votar, todo son promesas; a la hora de cumplir, todo son excusas".
¿Y lo de Pío Baroja en "Aurora roja"?: "Para mi tener derecho y no poder, es como no tener derecho".
O sea, que puedes votar, pero no puedes hacer que aquéllo que crees haber votado, se cumpla.
En fin, y siguiendo con Baroja: "se necesita alguna mentira para poder vivir... cualquier cosa, la cuestión es engañarse". Con las elecciones nos sobrarán para vivir varias vidas."

Kevin Vázquez

27 febrero 2008

¿Alternativa a IU desde la Izquierda Comunista?

He recibido por eMail este texto:

"Al principio de la Campaña electoral, la Junta Electoral Central nos negó los minutos gratuitos por Televisión, que nos corresponden por presentarnos en más del 75% de las circunscripciones electorales. Esto fué recurrido por el Partido y se nos ha dado la razón.

Ayer en horario de máxima audiencia - a las 2 de la mañana, por La2 de Televisión española se pudo ver nuestro Video Electoral. Por si no lo pudistéis ver aquí os pongo el enlace:

http://www.youtube.com/watch?v=VWv7mEN2mrM






*******************************************


equipo de la web del
PARTIDO COMUNISTA DE LOS
PUEBLOS DE ESPAÑA
WEB: http://www.pcpe.es

coordinador
técnico: espartaco_02
*******************************************"


23 febrero 2008

La lucha contra la tortura: una batalla de la razón

Luigi Ferrajoli
La lucha contra la tortura: una batalla de la razón
www.sinpermiso.info
Traducción de Gerardo Pisarello
http://www.pensamientocritico.org

El pasado 5 de febrero tuvo lugar en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona la presentación de la investigación Privación de la libertad y derechos humanos. La tortura y otras formas de violencia institucional en el Estado español, coordinada por Iñaki Rivera y Francisca Cano, del Observatorio del Sistema Penal y los Derechos Humanos de la Universidad de Barcelona. El texto que sigue es la intervención del jurista italiano Luigi Ferrajoli.
Pienso que el gran mérito de este libro, editado por Iñaki Rivera Beiras y por Francisca Cano, consiste en haber iluminado un lado oculto –el más terrible, el más odioso y obsceno– de las instituciones públicas, como es la tortura. En haber sacado a la luz y, por tanto, en haber situado ante la conciencia civil un fenómeno tan infame y degradante como ignorado y escondido. En este sentido, este libro, con la gran cantidad de análisis y de información que proporciona, no sólo representa una contribución científica al conocimiento de las violaciones de derechos, y en particular, de la tortura. También es una contribución cívica y política a la lucha contra la tortura; a su estigmatización y rechazo, por el sólo hecho de desvelarla y documentarla, tanto en el sentido común como en la deontología profesional de las fuerzas de policía y de los agentes de prisiones.
Lo que caracteriza la tortura, en efecto, es su eliminación de la mirada pública, en un doble sentido. Por un lado, porque la tortura se consuma en secreto, en los cuarteles, en las cárceles, en las comisarías de policía, en el tête a tête entre inquisidor e inquirido. Por otro, porque la tortura no es nunca, diría que casi por principio, objeto de estudio; porque es extraña a los intereses académicos de la cultura jurídica, porque es una materia innoble o en todo caso indigna de los sofisticados análisis técnico-jurídicos en los que gustan regodearse los juristas.
Estos dos factores, por lo demás, caracterizan en general la condición de los detenidos y de la institución carcelaria. Ésta es, de un lado, una institución por naturaleza cerrada y separada de la sociedad, que dificulta la información y, más aún, la atención y el interés de la opinión pública. Y es, de otro lado, una institución ignorada por la ciencia jurídica, incluida la penal, como si se tratara de un fenómeno secundario, marginal, indigno de las altas elaboraciones dogmáticas. De los cientos de libros de derecho penal que se escriben cada año en Italia y España, pueden contarse con los dedos de la mano los dedicados a las condiciones de vida de los detenidos. Y casi ninguno de los miles de jóvenes que cada año se preparan para la profesión de juez o de abogado sabe nada de la cárcel porque –en los muchísimos años de estudios universitarios y post-universitarios– no ha visto nunca una prisión.
Y bien, esta doble ocultación, esta doble ignorancia, es la que sitúa la condición de los detenidos –la violación de sus derechos y, como nunca, la tortura- fuera del debate público. Y es que la tortura se encuentra protegida por un doble nivel de secretismo: la opacidad, la separación, la ocultación de la mirada pública de la institución carcelaria como tal y, en general, de toda forma de privación de libertad; y el secreto en el secreto que, además, comporta la tortura: negada, ignorada, apartada, incluso al interior de la fenomenología carcelaria, y por eso doblemente ocultada tanto a la mirada de la opinión pública como al análisis y a la reflexión de la ciencia jurídica.
Quiero añadir que en Italia esta ocultación es más grave aún que en España, ya que el derecho italiano ni siquiera prevé un delito específico de tortura. Está claro que esta gravísima laguna –que viola el artículo 2 de la Convención contra la tortura del 10.12.1984 y la propia Constitución italiana, cuyo artículo 13.4 impone que se “castigue toda violencia física o moral sobre las personas sometidas a restricciones de libertad” – sólo se explica por la voluntad de quitarse de encima el problema; por la falta de disposición de la clase política para admitir que en nuestro país la vergüenza de la tortura existe; y por su pretensión de exorcizarla denominándola, antes que por su nombre –“tortura”- con eufemismos de distinto género –abusos, técnicas de interrogatorio, presiones físicas y similares– y castigándola, si acaso, como simples “lesiones personales”.
Y bien, es este doble secreto el que este valioso y meritorio libro sobre la tortura viene a desgarrar. Por eso quiero expresar aquí mi particular agradecimiento y aprecio a Iñaki Rivera Beiras, a quien se debe la más importante y completa obra sobre la cárcel –La cuestión carcelaria. Historia, epistemología, derecho y política penitenciaria, editada por Ediciones del Puerto en Buenos Aires, en 2006– además de Tortura y abuso de poder, escrito junto a Roberto Bergalli y publicado en el 2006 con Anthropos, y de esta valiosa compilación de estudios que edita junto a Francisca Cano.
¿Por qué es tan importante –en el terreno cívico y político, además de científico– romper el secreto y el silencio que rodean y sostienen a la tortura? Porque el secreto es connatural a la tortura, es un elemento constitutivo y un factor decisivo de la misma, dado que la tortura prospera y se difunde gracias a él. Por múltiples razones.
En primer lugar, porque el secreto en el que se consuma la tortura es el principal factor de su impunidad. Los diversos ensayos que componen este libro documentan cerca de 720 denuncias de tortura cada año en España. Pero podemos estar seguros de que el número de torturas es bastante superior; de que existe una altísima cifra negra de delitos de torturas que permanece invisibilizado por el hecho de que la tortura se desarrolla en el espacio cerrado de las dependencias policiales, sin testigos, con la sola presencia de las víctimas y del torturador. Y esto hace difícilmente justiciable la tortura, ya que ante la falta de pruebas es difícil condenar al torturador, mientras el torturado, como ocurre en Italia, corre el riesgo de ser condenado por calumnia. Así las cosas, la impunidad se convierte en un factor criminógeno, de legitimación y difusión de la tortura como práctica ordinaria.
En segundo lugar, la invisibilidad, el secreto, es connatural a la tortura porque él mismo forma parte de la tortura. Constituye, por así decirlo, una tortura en la tortura. En la tortura, en efecto, el torturado está solo e impotente frente a su torturador. No sabe cuándo cesarán los tormentos. No sabe ni siquiera qué tormentos se sumarán a los ya padecidos. Es en esta soledad, en este terror absoluto, sin esperanza, donde reside el aspecto quizás más terrible, más insoportable –acaso más que el dolor físico- de la tortura. El torturado sólo sabe que se encuentra en manos de su torturador, sometido a su dominio absoluto, víctima de torturas sin límite, no imaginadas y ni siquiera imaginables.
En tercer lugar, la tortura representa, en virtud del secreto en el que se consuma, la manifestación extrema y más desagradable del poder del hombre sobre el hombre. Un poder absoluto, ante todo, porque absoluto es el terror del torturado. Una manifestación infame de vileza, además, porque la tortura se ejerce, en la sombra y amparada por el secreto, sobre una persona inerme.
Bajo este aspecto, no sólo la tortura sino también su impunidad –más aún, la posibilidad misma de la tortura– representan la violación más notoria y degradante del estado de derecho. Contradicen todos sus principios basilares: la visibilidad y la transparencia del ejercicio del poder, su sujeción a la ley, la lesión, en definitiva, de la dignidad de la persona y de sus derechos fundamentales más elementales y vitales.
Si esto es así, la lucha contra la tortura es también la lucha contra toda forma de secretismo e incluso de opacidad o de no transparencia en las condiciones de vida de la persona privada de libertad personal. Es también, en síntesis, la batalla a favor del habeas corpus, en el sentido literal de la expresión: como intangibilidad del cuerpo, garantizada por su sustracción al secreto y a la invisibilidad pública.
Esta sustracción al secreto, a la invisibilidad, del cuerpo del detenido, sólo se puede asegurar mediante rígidas garantías procesales que permitan excluir, o al menos reducir, la posibilidad material de la tortura. En primer lugar, mediante una más rígida limitación de los poderes de detención de la policía, tanto respecto de su ejercicio como de la duración de la misma. En segundo lugar, y principalmente, la prohibición de que el arrestado sea interrogado por agentes de policía antes que por magistrados, y sobre todo, sin la presencia de un abogado defensor. De modo más general, es necesario excluir cualquier posible contacto asimétrico y sobre todo secreto entre los detenidos y quienes le interrogan. De hecho, la restricción de la libertad personal sin garantía de defensa ni controles jurisdiccionales ofrece el lugar y la ocasión privilegiados para la tortura o, de todos modos, para actos de violencia sobre las personas arrestadas.
Las principales garantías contra tales abusos están constituidas, en suma, a) por la reducción de la duración de la detención o de la custodia preventiva al tiempo estrictamente necesario antes del interrogatorio por parte del magistrado; b) por la no admisión en juicio, por tratarse de prueba ilícita, de cualquier testimonio o confesión extraídos por la policía o sin la presencia del defensor; c) por la máxima transparencia, en definitiva, de cualquier contacto entre detenidos e interrogadores, tanto si se trata de agentes de policía como de magistrados de la acusación pública, asegurada por la simultánea presencia del abogado defensor.
Quienes interrogan, en suma, a una persona privada de la libertad, ni siquiera deberían acercarse a ella sin la presencia del defensor. Su cuerpo, su identidad, deberían ser sagrados para los funcionarios públicos a los que se confía el detenido. Tampoco debería admitirse el tête à tête entre quien interroga y quien es interrogado –mucho menos entre agentes de policía y detenido– para evitar que en el curso de este proceso el inquisidor pueda poner sus manos sobre el inquirido. En Italia ésta fue una conquista de los años setenta. Entonces, la ley nº 932 del 12.12.1969 suprimió, tras la sentencia de inconstitucionalidad del 5.7.1968, el interrogatorio policial. Más tarde, éste fue reintroducido por el artículo 5 del Decreto Ley nº 59 del 21 del 3 de 1978 e incorporado al artículo 350 del código de procedimientos de 1989, que en su apartado quinto lo ha admitido, sin la presencia del abogado defensor, “en el lugar o en la inmediatez del hecho”, es decir, no “en el lugar” sino una vez en estado de arresto o de detención. ¿Cómo se explica la exclusión del defensor del primer contacto con el imputado, si no como el intento de transformar el interrogatorio de medio de defensa en instrumento de acusación e inquisición, dirigido a extraer confesiones e informaciones, incluso al precio de dejar las manos libres a quienes interrogan?
Deseo añadir, para concluir, una tesis que he comentado en otras ocasiones. El riguroso respeto de las garantías penales y procesales y, hoy como nunca, de las garantías contra la tortura, no sólo es un valor en sí mismo, esto es, un principio de civismo jurídico en tutela de la dignidad y de los derechos fundamentales de las personas, así como de los lineamientos básicos de la democracia y del estado de derecho. Es también un factor de eficacia del derecho penal y de la propia lucha contra la criminalidad, incluida la criminalidad del terrorismo. La fuerza insustituible del derecho, en efecto, no consiste en la fuerza bruta ni mucho menos en la fuerza militar, como la que se manifiesta en la tortura o en la guerra. Reside, al contrario, en la asimetría entre derecho y crimen, entre respuesta institucional y terrorismo. Sólo esta asimetría, de hecho, es capaz de deslegitimar el terrorismo como crimen, de neutralizarlo políticamente, de aislarlo y de debilitarlo social y moralmente. Allí donde esta asimetría se pierde –en razón de la violencia desregulada de la guerra o del derecho penal terrorista– las instituciones descienden al nivel de la criminalidad (o, lo que es lo mismo, éstas ascienden al nivel de las instituciones) con el único efecto de alimentar, como la gasolina al fuego, la espiral de violencia. Prueba de ello es el clamoroso fracaso de la estrategia estadounidense de lucha contra el terrorismo, una lucha homologable al terrorismo puesto que se ha llevado a cabo mediante las formas criminales y terroristas de la guerra, de las torturas y del derecho penal del enemigo, es decir, a través del más ostensible e irresponsable desprecio por el derecho.
Por todo esto, la batalla contra la tortura, quizás la más infame de entre las violencias institucionales desreguladas, no es sólo una batalla en defensa de la democracia y de los derechos humanos. Es también una batalla de la razón en defensa de las garantías mismas de la seguridad, las cuales dependen, hoy más que nunca, de la credibilidad moral antes que jurídica de los llamados valores de Occidente. Y es, antes que nada, una gran batalla cultural, dirigida a denunciar y a poner fin al horror de la tortura, que tiene su terreno de cultivo en la ignorancia, la indiferencia y el desinterés de la opinión pública.
De aquí el gran valor de este libro, al que ojalá sigan otros sobre todos los demás países europeos, comenzando por Italia. Libros como éste, en efecto, no son sólo una valiosa fuente de información sobre la naturaleza de la privación de la libertad y sobre los riesgos que ésta supone en ausencia de garantías adecuadas. Tienen además, como he apuntado al comienzo, un efecto performativo en el sentido común de los ciudadanos y en la deontología profesional de los agentes de custodia o de policía. Es más, contribuyen a refundarlos sobre la base de la conciencia de la sacralidad, de la intangibilidad y del respeto del cuerpo del detenido y sobre la repulsa de la tortura, entendidas como condiciones primeras del respeto, la dignidad y la credibilidad de las propias instituciones.

22 febrero 2008

VIDEOS DE CAMPAÑA


CONTRASTES VIDEO DE CAMPAÑA IZQUIERDA UNIDA ELECCIONES 2008



SIN PARAFERNALIAS VIDEO DE CAMPAÑA IZQUIERDA UNIDA ELECCIONES 2008



20 febrero 2008

DERECHO AL ABORTO. NOSOTRES DECIDIMOS


Presentación de la manifestación pol derechu al abortu

Les 46 organizaciones convocantes de la manifestación pol derechu al abortu: nosotres decidimos, convidámovos a la presentación pública –pa los medios- que vamos facer el día 20, a les 11,30h nel local de La Escandalera (c/San Francisco, 21-3ºderch, Edif.. El Termómetru, frente a la Xunta).
Porque denunciamos la persecución a la que ta sometiéndose a les muyeres que tan acoyíes a la llei pa interrumpir un embarazu nun deseáu y a les y los profesionales que la ficieron posible hasta agora.
Porque ye necesario que l'abortu salga del códigu penal y pase a ser reconocíu como un derechu: el derechu de les muyeres a decidir.
Porque esiximos un marcu normativu que garantice los nuesos derechos sexuales y reproductivos, qu'asegure la educación sexual en tolos centros escolares y l'accesu xeneralizáu a los medios anticonceptivos y, cuando asina lo decidamos, el derechu a interrumpir el nuesu embarazo na rede sanitaria pública.
Por toes estes razones invitamos a la ciudadanía a participar na manifestación que va salir de la plaza del Humedal, en Xixón, el xueves día 21 de febrero, a les 19,30h.
Descarga'l Documentu completu en PDF

ORGANIZACIONES QUE FIRMAN LA
CONVOCATORIA Y EL MANIFIESTO DE LA
MANIFESTACIÓN DEL DÍA 21 DE FEBRERO, de 2008
en Gijón, con salida de la plaza del Humedal a las 19,30h.
DERECHO AL ABORTO: nosotres decidimos
Organizaciones de mujeres:
A.F.A. Asoc. Feminista de Asturias
Adrei
AMCA Mujeres Campesinas
AMDAS La Fonte (Mujeres Discapacitadas)
Asoc, de Mujeres Fontana de Blimea
Asoc. De Muj. Separadas y Divorciadas
Asoc. De Mujeres El Alba de Lada
Asoc. De Mujeres El Fresno de Langreo
Asoc. De Mujeres Maevecont. l discri. y l viol. de gén.
Asoc. De Mujeres por la Igualdad d Bearredos
Asoc. La Xana: esc. p. la salud y la igualdad
Asoc. Mujeres por la Salud Nielda
Charanga Feminista Xuntes y Revueltes
Col. De Mujeres de Samuño
Col. Escuela No-sexista
Col. Y les Cames Sin Facer de Mieres
Fed. De Asoc. De Mujeres Progresistas
Forum de Política Feminista
Fundación Mujeres
Les Filanderes de Langreo
Milenta Muyeres y Moces
Muj. Progresistas Sara Suárez Solís
Tertulia Feminista Les Comadres
Tríbadas (XEGA)
Partidos políticos y org. jóvenes:
ASCIZ
CJC
FSA-PSOE
IU
JCA
JSA
Lliberación
Los Verdes
PCA
PCPE
UJCE
UNIDÁ
Sindicatos:
C.S.I.
CC.OO. de Asturies
SUATEA
UGT Asturias
USO
Otras entidades y colectivos sociales:
Cambalache
Col. Iniciativas por Ciaño
Consejo de la Juventud de Gijón-CMX
Espacio Solidario de la Univ. de Oviedo

19 febrero 2008

SIN IU NO SOY NADA

La polémica por el vídeo esta bien, que hablen de IU, aunque hablen mal. Ya existe IU para algunos informativos.


Izquierda Unida recalca que no hay ninguna intención ofensiva “contra nadie ni contra nada” en la película de Second Life estrenada hoy en la red
(Madrid, 19 de febrero 2008)

Izquierda Unida se ve en la obligación de aclarar y recalcar que en la película del mundo virtual de Second Life estrenada hoy y que, parafraseando la conocida letra de una canción pop, lleva por título ‘Sin IU no soy nada’, “no existe ni se pretende de forma directa ni indirecta actuar de forma ofensiva contra nadie ni contra nada, sea una persona pública a título individual o una institución”.

IU sale así al paso de algunas interpretaciones torticeras e interesadas -llegadas precisamente desde un número reducido de medios que en su día a día informativo no muestran interés alguno por reflejar la realidad informativa de esta organización- que están lanzando infundadas acusaciones sobre objetivos oscuros y desestabilizadores que se ocultan tras la imagen de los avatares que protagonizan esta película animada.

Izquierda Unida ha presentado hoy esta producción animada dentro de la campaña paralela que lleva a cabo en distintas plataformas de la Red y de la que ya tiene demostraciones más que sobradas de ser pionera en el uso de sus posibilidades, frente a otras formaciones con muchos más medios económicos y humanos.

La película va dirigida a un público que normalmente usa las posibilidades que ofrece el ciberespacio y al que no hay que detallar el lenguaje visual y los contenidos atrevidos en materia de marketing político que en ella se emplea, sin que por ello se falte al respeto o se busque atacar a nadie.

Esta formación insiste, y así lo certifican quienes se preocupan por cubrir e interesarse a diario por la actividad de IU, que nada más lejos de sus postulados ni de su forma de actuar en campaña que buscar la notoriedad ni la polémica por medios vehementes, antidemocráticos ni que vulneren derechos individuales.

Izquierda Unida es una formación en la que sus postulados republicanos son sobradamente conocidos. IU defiende este modelo político dentro del total respeto, demostrado desde su misma fundación hace más de 20 años, al actual Jefe del Estado y a su familia, con quien todos sus principales dirigentes han mantenido una relación fluida y correcta siempre correspondida. Al mismo tiempo se han realizado las críticas -siempre de carácter político- que se han creído convenientes, sólo limitadas por la legalidad y el respeto a la Constitución que nunca se ha sobrepasado.

CONVOCATORIA: EL 21 Febreru EN plaza l´humedal, Xixón


manifestación col lema “Nosotres decidimos” y con salida na Plaza L’Humedal va recorrer les cais de Xixón el próximu 21 de febreru dende les 19.30.

COMUNICÁU CONSENSUÁU ENTE LES ORGANIZACIONES CONVOCANTES

Les actuaciones xudiciales d’estos díes, qu’otra vuelta llevaron a delles muyeres a los xulgaos por interrumpir voluntariamente’l so embarazu, amuesen la situación d’inseguridá xurídica na que nos dexó a les muyeres la llei del albuertu aprobada nos años 80: una mancadura mal zarrada pa un problema qu’afeuta a milenta ciudadanes cada añu.
Esta ye una llei pa la que l’albuertu ye un delitu, despenalizáu namás si se da cualesquier de los perconocíos supuestos: violación, malformación fetal o peligru pa la salú física o síquica de la madre.
Énte esta situación, queremos, en primer llugar, manifestar el nuestru sofitu y solidaridá coles muyeres investigaes por exercer l’albuertu y colos y coles profesionales qu’hasta esti momentu lo ficieron posible.
Tamién queremos denunciar la violenta campaña que surde dende les estayes relixoses más fundamentalistes y les dreches polítiques ultraconservadores, que nun dulden en sofitar actuaciones xudiciales y n’usar la intimidación, les amenaces, la mentira, l’insultu ya inda la violencia, tanto física como verbal, con tal d’imponer el so modelu de familia patriarcal, qu’atenta escontra la llibertá de les muyeres y ta basáu nel control de la nuestra sexualidá.
Güei, les organizaciones del movimientu feminista, partíos, sindicatos y entidaes que convocamos esti actu, les muyeres y homes que participamos nesta manifestación, desiximos-yos a los poderes públicos, instituciones y partíos políticos y, sobre manera, al gobiernu que salga de les urnes del 9 de marzu, un compromisu claru y decidíu pa que l’albuertu se reconoza como un drechu, exercíu dende la llibre decisión de les muyeres y garantizáu na rede sanitaria pública.
Un drechu contestualizáu nun marcu normativu ampliu que seya a garantizanos el nuestru drechu a la salú nel sentíu más ampliu y, poro, seya a afitanos los nuestros drechos sexuales y reproductivos, acompangándose de midíes qu’aseguren la educación sexual en tolos centros escolares y l’accesu a los métodos anticonceutivos d’emerxencia con cuenta a la Seguridá Social.

Por qué voy a votar a IU (a pesar de todo)

cPor qué voy a votar a IU (a pesar de todo)

A lo largo de los últimos años Gaspar Llamazares ha gobernado Izquierda Unida con mano de hierro y nula inteligencia política. En vez de apoyar e impulsar a los movimientos sociales y al sindicalismo combativo IU se ha distanciado casi por completo de ellos replegándose a la política institucional y transformándose en un partido político demasiado parecido a los demás. Y sin embargo yo votaré una vez más a IU el 9 de marzo.

A pesar de todos los errores cometidos y del suicidio que me parece la línea política de Llamazares y su equipo, IU supone un alivio y una bocanada de aire fresco en el grisaceo y terriblemente cutre panorama de la política española. Los precarios, los parados, los inmigrantes, los colectivos discriminados, las gentes de izquierdas necesitamos una voz en las instituciones que nos represente. Frente a una política demagógica y practicamente monopolizada por el tema ETA, es necesaria una fuerza de izquierdas que defienda los intereses de las clases populares, el Estado del Bienestar, el medio ambiente y los derechos de los inmigrantes, que se oponga a la actual construcción europea, hecha a la medida de los poderes económicos, a la ilegalización de la izquierda abertzale (por poco simpática que esta nos pueda caer), al neocolonialismo practicado por las multinacionales españolas en América Latina...

Hoy, a pesar de todas sus debilidades y contradicciones, esa fuerza de izquierdas sólo es IU. El Partido Popular es algo así como el brazo político de la patronal y la Iglesia, y el PSOE está totalmente penetrado por el discurso neoliberal y los intereses empresariales, aunque pueda poner en marcha algunas medidas sociales para contentar a sus votantes de clase trabajadora, o retirar las tropas de Irak tras la movilización pacifista más importante en España desde el referendum de la OTAN de 1986. Con Zapatero hemos vivido la privatización de los últimos astilleros públicos y de una parte de los ferrocarriles, la aceptación de una constitución europea de contenido radicalmente militarista y anti social, una nueva reforma laboral que consolida la masiva precariedad laboral, un "boom" inmobiliario de caracter especulativo ante el cual el gobierno ha quedado de brazos cruzados, como también ha sido del todo pasivo con la incesante cascada de deslocalizaciones empresariales, decenas de empresas que como Delphi o Durex han echado el cierre en España a pesar de sus millonarias ganancias para fugarse a los paraísos de la desregulación laboral y medioambiental ubicados en el Tercer Mundo.

Una victoria del PP, opción muy improbable, sería una tragedia, pero un PSOE con mayoría absoluta aplicando el "rodillo" sería un escenario también muy poco agradable. Intuyo que el PSOE ya no va dar mucho más de sí en la próxima legislatura y que si ganan los próximos serán los cuatro años de Solbes y los sectores más conservadores del PSOE. La presencia de IU en el parlamento es imprescindible para evitar una derechización aún mayor de la política española. Yo (a pesar de todo) voy a votarles.

11/Febreru/2008 :: espublizao por Diego Díaz en http://www.glayiu.org

14 febrero 2008

El Corto: Henry Driver Ama a Laura

A menos de un mes para la elecciones, Henry entra en campaña.

“Los políticos viven muy bien… Si, ho. P’aquí y p’allá de viaje, fartures, los coches oficiales… Claro, ye mejor llevar chofer…

Viven como Dios… A mí quedome poca pensión, mecagoensumadre, y tengo que facer algo pa poder vivir, no como algunos políticos que yo sé…

¿A ti parezte que hay derecho a esto?”




http://www.youtube.com/watch?v=B_A9aIW6wXA

12 febrero 2008

Laura González apela al "voto útil" para IU por su aportación a leyes contra el maltrato y la igualdad

ASTURIAS.-9-M.- Laura González apela al "voto
útil" para IU por su aportación a leyes contra el
maltrato y la igualdad
OVIEDO, 12 Feb. (EUROPA PRESS) –
La cabeza de lista de IU al Congreso de los Diputados por el Principado,
Laura González, manifestó que el "voto útil" es votar a Izquierda Unida porque
"los cinco diputados de IU en el congreso hicieron más por las leyes de
igualdad, de maltrato o de memoria histórica, que todos los diputados del
PSOE y del PP juntos".
González realizó estas manifestaciones durante la rueda de prensa que
ofreció hoy en la sede de CCOO de Asturias tras reunirse con el secretario
general del sindicato en el Principado, Antonio Pino, para presentarle el
programa completo con el que la coalición concurre a las elecciones generales
del 9 de marzo.
La candidata de IU al congreso rechazó hoy el cheque bebé y los 400 euros
prometidos por Zapatero a los trabajadores en favor de crear redes públicas de
recursos. González también criticó las propuestas del PP sobre todo en materia
de inmigración. "Las declaraciones de Arias Cañete sobre la escasa
preparación de los camareros inmigrantes tienen un aroma de señorito andaluz
de los de antes", apuntó González.
La cabeza de lista de IU consideró que el PP "no tiene tantas opciones como
se dice" porque la gente no va a votar a un partido que realice comentarios
contra la inmigración o contra las tendencias sexuales de los ciudadanos.
Respecto al programa electoral de IU, González destacó algunos puntos
importantes como apostar por la política de alquiler de la vivienda o que la
pensión no retributiva sea superior a los 500 euros mientras que la retributiva
no baje de 800 euros, dijo. En materia medioambiental, la responsable de IU se
opuso a la energía nuclear; mostró su negativa a las nuevas infraestructuras
"descartadas ya por la Unión Europea" y abogó por el reciclaje de recursos en
detrimento de la incineración "indiscriminada".
Por su parte, el secretario general de CCOO de Asturias, Antonio Pino,
motivó a los miembros del sindicato para que voten a las fuerzas políticas "con
las que tengan mayor coincidencia". Pino manifestó que CCOO tiene "un alto
grado de coincidencia" con la coalición IU-BA-LV en materia de empleo,
vivienda, modelo económico y en política industrial.
Pino abogó por la equiparación de los derechos de los ciudadanos y exigió
que se lleve a cabo una política fiscal progresiva. En materia de
infraestructuras, también manifestó su "afinidad" con IU sobre todo en los
temas relacionados con el peaje del Huerna y con el AVE del Cantábrico, dijo.

08 febrero 2008

Izquierda Unida en invierno por Juan-Ramón Capella

Izquierda Unida en invierno

por Juan-Ramón Capella

Un amigo me invita a dar mi opinión sobre el futuro de Izquierda Unida. Este amigo expresa la angustia de mucha gente: que la enanización de este referente institucional de la izquierda de este país puede ser una desgracia y abrir paso a una situación empeorada.

Pero empeorada, quede claro, sobre todo para los movimientos que necesitan el apoyo de referentes institucionales para que sus actividades puedan tirar adelante, asomarse a la prensa o a la radio, evitar la etiqueta de “antisistema” que abre paso a ignorancias institucionales, a tratos policiales duros, e incluso puede llegar a la aplicación a pacifistas de la legislación antiterrorista.

¿Qué puedo decir sobre IU? En las elecciones generales de 2004 obtuvo un resultado que a duras penas permitió mantener un grupo parlamentario. Dicho de otro modo: IU quedó ingresada en la UVI. Pero tenía cuatro años por delante para salir de ella.

Hoy creo que no ha salido de la UVI, que su estado se ha agravado. Ha vivido una etapa de conmoción y división interna, auspiciada tanto por la mayoría de su dirección como por su minoría, y también desde cargos del PCE. Nadie ha sabido encontrar una política unificadora ni los modos de un debate satisfactorio, o sea, fecundo. Hay problemas que no se arreglan formando mayorías y minorías. Que exigen otras lógicas, y desde luego preservar la unidad, los entendimientos mínimos.

Parece que esta división general de IU se saldará, como se han saldado los aspectos locales de esta pugna (en Asturias, p.ej.), con una especie de purga interna. Con exclusiones, con abandonos. A los minorizados se les achacarán los previsibles malos resultados electorales de IU (y eso sería así fueran quienes fuesen los minorizados).

La pregunta es entonces: ¿estamos al principio de algo o asistimos al final de algo?

¿Podrá el grupo vencedor en la batalla interna constituirse en un referente creíble de la izquierda, autónomo respecto del Psoe? ¿O estamos al final de un proceso que ya ha dado de sí todo lo que podía dar?

Mi opinión sincera es que asistimos al final de algo.

El PCE, que constituyó la columna vertebral de Izquierda Unida, a la que entregó además la casi totalidad de su patrimonio, debería ser capaz de metamorfosearse en otra cosa con dignidad.

Metamorfosearse con dignidad significaría, a mi juicio, no tratar de prolongar su vida como partido, sino proyectar a su militancia sobre iniciativas sociales con contenido emancipatorio, para aprender de ellas y, al mismo tiempo, al insertarse ante todo en ellas, potenciarlas y activarlas.

Por supuesto, los que hemos votado a IU hemos pagado muy cara su presencia parlamentaria. El “peso del voto” de quien vota por IU es la cuarta parte del “peso del voto” de quienes lo hacen por los partidos mayoritarios, gracias a la ley electoral preconstitucional vigente.

Hay que preguntarse si a ese precio tan caro IU redunda aún efectivamente en beneficio de quienes pretenden hacer posible un mundo social distinto y alternativo, que es lo que en definitiva cuenta.

En mi opinión, en este sentido IU ha sido crecientemente inoperante en los últimos tiempos. En vez de mediar políticamente para estimular y unificar, lo que ha hecho ha sido sobre todo desunir y crear confusión.

Por eso Izquierda Unida es también, en mi opinión, insostenible políticamente. Incluso en sus siglas: por falta de veracidad, ya que lo que la ha caracterizado ha sido la desunión y no la unidad: antes, desunión por minorías que acababan yéndose al Psoe; ahora, por pura incapacidad para pensar y realizar la política más allá de lo instrumental, del politicismo, de las listas y los cargos, de los acuerdos por arriba con otras fuerzas, lo que convierte en inútil y sobrante a lo mejor de IU —y del PCE—: su base militante y su apoyo electoral.

Es la base militante de IU, y su entorno —no lo olvidemos—, en tantos pueblos, asociaciones o ayuntamientos, lo que debe sobrevivir.

Se engaña a sí mismo quien piense que IU puede enderezar su trayectoria con meros arreglos de fachada —p.ej., sustituir ‘unida’ por ‘verde’—. No se puede cambiar sin poseer la sustancia de algo. Y es la cultura política de Izquierda Unida lo que es hoy crecientemente insubstancial.

A mi modo de ver, se precisa el nacimiento de algo nuevo, que no sé qué será. Tal vez comisiones cívicas, dobladas de listas de ciudadanos; tal vez un partido distinto, con reglas de estricta democracia interna.

No, desde luego, un partido que lo supedite todo a la actividad parlamentaria o institucional.

En cualquier caso se precisa una fuerza con un imaginario colectivo diferente del que ha presidido la actividad de los comunistas y demás afiliados de Izquierda Unida, conservando tan solo la voluntad de la praxis, de prácticas activas de intervención social.

Un imaginario colectivo enteramente pacífico y no violento; de democracia radical, que se manifieste transparentemente en los procesos de toma de decisiones de las instituciones que engendre, y en el rechazo de los generadores sociales de desigualdad.

Un imaginario programático decidido a reimponer obligaciones y deberes sociales al empresariado y a las instituciones públicas; que se haga cargo de los problemas: la militarización del mundo, la crisis laboral de la tercera revolución industrial; las crisis energética, ambiental y demográfica; la sobreurbanización y el hiperconsumismo; las migraciones. Un imaginario sensible a las exclusiones, a las discriminaciones, al desarraigo.

El imaginario de la vanguardia social que sostiene la voluntad de construir otro mundo, alternativo a éste, que es tanto internacional como local, debe pasar al plano de lo políticamente visible y sustituir a lo que ahora pasa por políticamente correcto.

Un imaginario así sólo puede proceder de la voluntad de intervenir políticamente de lo que socialmente se mueve. Los grupos de activistas de asociaciones y oenegés independientes de las instituciones públicas. Los “colectivos” sociales. Las gentes que animaron las plataformas contra la guerra de Iraq; muchas gentes que preguntaron ¿Quién ha sido? tras el 11M y que no eran sólo gente del Psoe; la gente que se opuso a la “constitución” europea. Orientar y generalizar su politización, y estabilizarla, es lo que hubiera debido hacer IU en los últimos años.

Cierto: lo que socialmente se mueve no es mucha gente. Eso es corriente en los países opulentos. Pero vale la pena preguntarse si lo que se mueve va a crecer o a disminuir. Si a la vuelta de la esquina los jóvenes reaccionarán como en las banlieux parisinas, o como submileuristas y okupas, o como belgas. Y, más importante que eso: preguntarse si los diagnósticos de lo que socialmente se mueve son más certeros y anticipatorios que los de la clase política y massmediática del sistema.

Tarde o temprano llegará a su fin la etapa de desconcierto y apatía política de tantas gentes que hoy se limitan a dar por bueno lo menos malo de lo que hay.

Lo mejor que puede hacer IU es tratar de salvar locales, centros de reunión, etc., si no lo ha dilapidado todo, para ponerlos a disposición de lo que se mueve, y ayudar así, al menos, al nacimiento de lo nuevo. Eso es lo que debe hacer también localmente la gente de IU que conserve cargos municipales: abrirse a la formación de comisiones cívicas, con demócratas radicales decentes, para tejer una malla en la que pueda anidar lo nuevo.

Esto es lo que se me ocurre para que IU sirva de algo. (Para lo electoral, francamente, la suerte ya está echada, y lo que aún se pueda hacer o no hacer en este orden de cosas no importa demasiado.)

Lo mejor es trazar raya y empezar proyecto nuevo.

Derechos en la niebla

La izquierda alternativa, quizá haya que recordarlo, está asistida por la razón. En el debate político es quien tiene la razón. Por la consciencia de la agudeza de los problemas sociales que se nos vienen encima, y por propugnar modos de afrontarlos basados en la solidaridad colectiva y no en el sálvese quien pueda individualista.

La izquierda alternativa sabe que es necesario construir entre todos una trinchera, una línea de defensa, para que nuestros precarios derechos no se vengan abajo: para que no nos sean recortados ni en nombre de la “seguridad” —como ha sido regla fundamental desde los sucesos del 11S—, ni en nombre del “crecimiento” —al que son sacrificados nuestros derechos en tanto que personas que viven de su trabajo—, ni en nombre de lo “privado” —que sirve para liberar de deberes al empresariado y al Estado—, y ni mucho menos en nombre de una moral concreta —el ataque de sectores de la magistratura al ejercicio legal del derecho al aborto—.

La izquierda alternativa ha de saber comunicarse a pesar de la niebla sembrada en el espacio público por el neoliberalismo: una niebla que desorienta a las multitudes, que trata de hacer invisible el dominio, que oprime al acorralar la libertad llevándola al ámbito de lo estrictamente personal.

Es la niebla de la infinitud de los mensajes publicitarios, de la conversión de la vida en espectáculo. Es la niebla que produce el aislamiento entre las personas, la ruptura de sus vínculos, su desorientación. Es la niebla de la disimulación de lo que traman los poderes que configuran el mundo tal cual es, de la creación de abismos entre lo visible —lo que nos es mostrado— y lo ocultado y no visto. Por eso la izquierda alternativa ha de tejer mallas de comunicación horizontal y, en su tarea de denuncia, poner en primer plano la actual situación —privatizaciones parciales, seguidismo de los patrones de gestión y programación de las cadenas privadas— de los medios de comunicación de titularidad pública. Ahí hay un fraude clamoroso que cierra el paso a la creación de redes de información substancial y veraz.

El Primo

06 febrero 2008

Recordar para recordar

Tenemos que recordar toda nuestra transición, a la hora de acusar a los demás de traidores y vendidos. Para los compañeros que desde el aparato(dirección) del PCE, esperan el resultado electoral de IU, con los cuchillos largos apuntando a la cabeza de Gaspar:

1- Frutos fue Coordinador de la Presidencia Ejecutiva Federal de Izquierda Unida, entre otros cargos en el PSUC, el PCE, e IU.

2- Pacto un acuerdo pre electoral con el PSOE, sin someterlo a referéndum de la militancia de IU en el año 2000; no hace tanto.

3- Dirige un partido, el PCE, que pacto la transición y defendió al restaurado rey.

Y Gaspar es el TRAIDOR y VENDIDO al PSOE; el sólito... o con sus secuaces.

ver:http://kevinvazquez.blogspot.com/2008/01/1978-2008-recordar-para-recordar.html
"1978-2008: Recordar para recordar
En este año se cumplirán los treinta de la Constitución Monárquica Española. A lo largo de los próximos meses iremos recordando detalles de aquél año tan intenso.
En 1978 se celebró un Congreso del Partido Comunista de España (PCE) entonces capitaneado por Santiago Carrillo. En el texto oficial aprobado por dicho Congreso podemos leer, entre otras muchas cosas que quizás recordemos en próximas ocasiones, que el rey Juan Carlos: "ha sido una pieza decisiva en el difícil equilibrio político establecido en este país y lo sigue siendo. Él ha desempeñado el papel de bisagra entre el aparato de Estado y las profundas aspiraciones de la sociedad civil".Treinta años después, esa "sociedad civil" (¿sociedad civil es una sociedad sin clases ? ¿o de clases integradas bajo el manto Real? ¿o una sociedad opuesta a la militar o militarizada? ¿o una sometida a lo militar-policial? ¿o qué?) parece tener las aspiraciones, si no profundas, sí en las profundidades...
Pero en fin, el Congreso del PCE no debió tener mucho eco en la "sociedad civil", (para decir eso, ya estaba el PSOE) ya que si en 1977 los "peceros" consiguieron 1.700.000 votos (el 9,76%, la segunda cota más alta conseguida hasta hoy en elecciones generales , incluyendo en la historia la amplia (?) coalición (?) de IU, "la más alta fue en la europeas del 1994 con 13,44%" ), en la siguiente cita electoral de 1982 consiguieron 800.000, el 4%. Por cierto, en el millón setecientos mil citado, se incluyen los 500.000 del PSUC. Es decir, que fuera de Cataluña consiguieron 1.200.000. En fin, recuerdos, recuerdos... abra más, Kevin tiene un amigo que se lo cuenta."

05 febrero 2008

Toca ilegalizar

Javier Sádaba filósofo

Toca ilegalizar


El filósofo Javier Sádaba considera una pérdida de tiempo analizar el aspecto jurídico del proceso de ilegalización de EAE-ANV y EHAK, toda vez que, según el autor, no es más que un adorno. En este artículo se centra en la ausencia de voces de denuncia en el Estado español, concluyendo que «uno de los escollos con los que choca la izquierda española más real es Euskal Herria».
"Tanto EAE-ANV como EHAK-PCTV van a ser ilegalizados. Son dos, se dice, las vías por las que van a desaparecer de la vida política. Una es la administrativa, referida a un invento llamado Ley de Partidos y promovida por la abogacía del Estado y el fiscal general; y la otra, la penal y en donde decidirá el juez Garzón. Las vías podían haber sido cinco, como las de Santo Tomás para demostrar la existencia de Dios o diez, como los mandamientos. Este juego de madeja jurídica nos deja indiferentes a más de uno. No en su contenido, desde luego, sino en su forma. Hablen de lo que hablen, no se trata sino de la escenificación de una decisión que se toma con el cinismo propio con el que obra el Estado cuando le interesa. Tocaba ilegalizar y se ha hecho. El resto es adorno. Pocos pueden dudar de que es así y mucho es el descaro que hay que tener para negarlo. Por eso, introducirse en las entrañas legales de tal ilegalización lo considero una pérdida de tiempo. Más aún, lo que han hecho no me sorprende en absoluto. Y si alguien pudo tener alguna esperanza de que con este gobierno las cosas serían distintas, lo único que puedo decir es que les rodeaba una extraña ingenuidad; o una culpable ignorancia.
Lo curioso, por tanto, no es que se actúe usando interesadamente la justicia, que es lo que se ha hecho siempre y en función de mantener el poder. Lo curioso es que pocas o ninguna voz (recientemente, nobleza obliga, se ha puesto en marcha un manifiesto de protesta) se alcen en el territorio español para denunciar con fuerza lo que está sucediendo; es decir, privar del derecho a voto a una parte nada despreciable de Euskal Herria; y eso independientemente del valor que uno le dé a votar o no votar. Permítaseme, en este punto, recurrir a mi experiencia personal. En el último mes, y entre otras cosas, me han llamado a participar en el Foro Social Mundial o en la Plataforma para encausar a Aznar por la invasión de Irak. Me parece muy bien. Pero nadie me ha llamado ni a mí ni, en lo que conozco, a nadie para discutir y tomar postura sobre lo que está ocurriendo en nuestra tierra. Es como si este tipo de problemas se hubieran tachado de la agenda de cualquier programa de la izquierda. Es como si los restos de un pensamiento resistente ante el poder en curso se hubieran secado en lo que atañe el País Vasco. Por miedo, por desencanto, por indiferencia o por otros motivos pseudoideológicos, la soledad es total y el desierto no permite ver el más mínimo oasis.
Se objetará que han sido los defectos achacables a la izquierda abertzale los que han producido tales actitudes. No seré yo quien niegue que una seria autocrítica es necesaria en las filas del independentismo vasco. Pero de ahí a la dejación total hay un abismo. Porque existe el derecho a la libre autodeterminación con su consiguiente aplicación real y no ficticia, a la libertad ideológica que no tiene por qué acomodarse a éste u otro partido ya domesticado, y a no aceptar los límites de todo tipo que imponen los estados existentes. Y, sobre todo, porque la gente realmente demócrata ha de llegar hasta el final, ser consecuente; ser, en suma, radicalmente demócratas. Y lo que está ocurriendo, por el contrario, es la anulación de la democracia.
Recientemente un veterano y admirable abertzale me expresaba su decepción por la pasividad general ante lo que él llamaba «la caza del vasco». No sabría muy bien qué contestarle. Por un lado, no es el momento para cargar las tintas sobre los defectos antes apuntados. Y, por otro, no puedo por menos que constatar una vez más que uno de los escollos con los que choca la izquierda española más real es Euskal Herria. En este caso suele suspender. Quién sabe si habrá un septiembre para aprobar. Pero entre suspenso y aprobado, ¿no se tendrían que haber cuidado más las relaciones con otros pueblos, empezando por los más cercanos?"

Leer también: Elecciones e ilegalizaciones de KEVIN VÁZQUEZ

Concentración contra la legalización de actos fascistas y xenófobos



Sábado 9 de febrero de 2008 a las 18:00h
Tribunal Superior de Justicia de Madrid. C/ General Castaños, 1. Metro Colón o Alonso Martínez
Convoca: Madrid Antifascista
Apoya: Coordinadora Antifascista de Madrid
CONTRA LA LEGALIZACIÓN DE ACTOS RACISTAS
Constitución española 1978, artículo 14: “los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.”
Hemos querido empezar este comunicado precisamente con este artículo para analizarlo desde la realidad de la clase trabajadora consciente de su posición social y así mostrar a la opinión pública que hasta en los más básicos derechos nos miente y nos engaña la “intocable y pluscuamperfecta” Constitución de 1978.
Nos engaña porque el Tribunal Superior de Justicia de Madrid autoriza actos de partidos neofascistas a pesar de que la lista de agresiones y asesinatos consumados es ya demasiado larga.
Nos engaña porque para evitar que la voz de la juventud que lucha contra el racismo se oiga, la Delegación del Gobierno es capaz de tomar la zona de Madrid que sea necesaria. Dando imagen de permisividad y protección para con los racistas.
El pasado domingo 20 de enero, el partido de ultraderecha Democracia Nacional y amigos del asesino del joven antifascista Carlos Palomino, apuñalado en el metro Legazpi hace 3 meses, se manifestaron impunemente en el centro de Madrid haciendo de nuevo apología de la xenofobia. La marcha fue legalizada por el Tribunal Superior de Justicia mientras la Policía desplegaba un dispositivo represivo por toda la ciudad para evitar que la juventud antifascista expresara en la calle su repulsa a esta manifestación.
Es sólo un ejemplo de que la Constitución Monárquica nos engaña.
Nos engaña porque en este país existe la discriminación sexual. Existe porque estamos acostumbrados/as a convivir con ella en casa y en el trabajo.
Nos engaña porque la religión católica sigue marcada a fuego en la educación. Porque en este país la religión católica convoca sus actos de la mano de la extrema derecha reclamando unas cuotas de poder que durante los últimos 2000 años ha manejado a su antojo.
Nos engaña porque la condición social, o mejor dicho la clase social, no sólo nos discrimina, sino que nos esclaviza y nos ancla al viejo patrón de explotadores y explotados, que al final es de lo que se trata todo cuando el capitalista pone las reglas del juego.
Nos engaña porque en el Estado español, el fascismo no sólo convivió entre nosotros 40 años, sino que sigue entre nosotros transformado en monarquía y oculto tras los grandes capitales financieros que siempre han temido perder su poder. Por ello nunca ha habido una verdadera depuración de cargos políticos, judiciales, policiales o militares. Porque todo quedó atado y bien atado.
Porque nadie es más que nadie y no queremos que nos mientan más, la juventud madrileña, antifascista y revolucionaria llama a la movilización.

 
inicio