Anekdotas del saléu nes buries agües de internete.
Anekdotas de la navegación en las borrascosas aguas de internete.

28 abril 2008

Madrazo pide que deje de "criminalizarse a EB" y advierte de que no admite "lecciones" de nadie en lucha antiterrorista

El coordinador de Ezker Batua (EB), Javier Madrazo, reclamó hoy que se "deje de criminalizar" a su organización por parte del PSOE y de determinados grupos mediáticos, al tiempo que subrayó que no admite "lecciones" de nadie en materia de lucha antiterrorista.

"No podemos aceptar la criminalización de los concejales de EB que desarrollan su actividad en condiciones muy difíciles. La concejal de Hernani, por ejemplo, sufrió hace cuatro años una campaña de acoso y derribo muy fuerte de la izquierda abertzale por tomar su acta de diputada por entender que les correspondía a ellos", planteó.

Durante su intervención en el Consejo Político Federal (CPF) de IU, dijo que en estos días ha habido mucho "intento de persuasión" con los compañeros de Mondragón, pero lamentó que no haya sido posible "un entendimiento en base a la resolución de la Dirección de EB, que iba en un voto favorable a la moción ética".

"Esa votación de EB-Zutik no conecta con los posicionamientos de la dirección de EB ni con el sentir de las bases, del electorado", puntualizó.

En este punto, resaltó que es "voluntad" de la dirección de EB modificar sus estatutos en la próxima Asamblea para que decisiones que se toman en el ámbito local, pero con proyección más allá, no se tomen sólo por la asamblea local, sino con la dirección autonómica. Incluso planteó que si no hubiera acuerdo en el ámbito autonómico, se propondrá que sea la federal la que tuviera la última palabra.

Madrazo insistió en rechazar la criminalización de los concejales de EB, ya que según dijo, "es fácil defender determinadas posiciones desde lugares relativamente cómodos", por lo que reclamó "un poco de comprensión con algunos concejales que desarrollan su actividad en situaciones difíciles". Además, preguntó a "determinados grupos mediáticos de PSOE y PP por qué criminalizan a los concejales de EB por abstenerse cuando los de PP y EA en Mondragón" hicieron eso mismo.

"No se puede pretender que PNV y PSOE presenten como un trágala una moción en los ayuntamientos sin un acuerdo previo con las organizaciones políticas. Se está alimentando la confrontación, la distorsión, la desorientación social. No se deberían presentar más mociones de este tipo si no es con un acuerdo previo con el resto de fuerzas políticas, porque PNV y PSOE no pueden construir acuerdos suficientes sin las otras, como se ve en Mondragón y Hernani, pero también en Villaba", expuso.

Por todo ello, subrayó que EB no acepta "ninguna lección de democracia, de compromiso con los derechos humanos y en la lucha contra el terrorismo, tampoco del PSOE, que está haciendo con EB lo que el PP hizo con ellos". Pidió al PSOE que "deje de criminalizar a EB, fuera hipocresías, fuera actuaciones partidistas y electoralistas con el horizontes de las autonómicas".

Así, se preguntó si "se ha olvidado acaso que el PSOE negoció con ETA después del atentado de la T-4 y que legalizó a ANV". Para terminar, el líder de EB resaltó que tampoco admite lecciones de "compañeros que luego reconocen que han votado al PSOE en las generales", en clara referencia a la dirigente de IU y alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar.

La jaula de grillos vasca

El panorama político vasco está demasiado confuso. Son confusas las relaciones entre los diversos partidos y es confusa la situación interna de cada uno de ellos.

La Comunidad Autónoma Vasca es, en este momento y por decirlo abreviadamente, una jaula de grillos.

El lehendakari Ibarretxe se plantea la posibilidad de adelantar las elecciones autonómicas si el Gobierno central bloquea su propuesta de consulta popular. La condición es retórica: por supuesto que Zapatero se la va a bloquear. Ya puede ir preparando el decreto de convocatoria a las urnas.

La celebración de elecciones en la CAV permitiría determinar cuál es la relación de fuerzas entre el PNV y el PSOE. Las últimas elecciones generales dieron ventaja a los socialistas, pero bastantes observadores locales piensan que muchos votos se orientaron de manera coyuntural, considerando que lo que se trataba de elegir era quién iba a gobernar en Madrid, no en Vitoria.

Es algo que está por ver (y convendría verlo), pero que, aunque se vea, no aclarará todo, ni mucho menos. Porque los votos que recolecte el PNV, ¿a qué PNV irán? ¿A la parte que es favorable a un entendimiento con el PSOE o a la que respalda la línea de Ibarretxe, que sigue defendiendo el entendimiento con Eusko Alkartasuna y Ezker Batua?

Y los votos que vayan a parar al PSE-PSOE, ¿por qué socialistas apostarán? ¿Por los que se entendían con el PP en todo y para todo, con el objetivo central de poner coto a los nacionalistas, o por los que quisieran aliarse de nuevo con ellos, como ya hicieron hasta la ruptura protagonizada por Redondo Terreros y Rosa Díez?

Hay lío en el PNV. Hay lío en el PSE. Hay lío en EA. Hay lío en Ezker Batua. En Batasuna-ANV- EHAK también hay líos, aunque de otro género: a ellos las ilegalizaciones no les permitirán ni siquiera medir su fuerza electoral. Incluso en el PP vasco hay líos, porque forcejean quienes apoyan a Rajoy, al que se le supone más dúctil (curiosa presunción), y los que cierran filas tras el ultramontanismo de Mayor Oreja.

La olla bulle. Pero está por ver si acaba cociéndose en ella algo comestible o si se queda en bazofia, cosa bastante probable.

21 abril 2008

Madrazo pide un "replanteamiento" a sus concejales de Arrasate y más "esfuerzo" al PSE para aprobar la moción de censura

EUROPA PRESS
sábado, 19 abril 2008

En una entrevista en el diario Deia, el coordinador general de Ezker Batua-Berdeak y consejero de Vivienda y Asuntos Sociales del Gobierno vasco, Javier Madrazo, ha advertido al PSE-EE de que "tiene que hacer un mayor esfuerzo" y presentar un programa de gobierno "si quiere conseguir una mayoría" en la moción de censura contra la alcaldesa de ANV en Arrasate, Ino Galparsoro, aunque también ha asegurado que está "trabajando" por pedir a sus concejales un "replanteamiento" de su negativa a apoyarla.

Además, negó que la advertencia de expulsión a estos ediles por parte del coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, suponga ninguna injerencia en EB, dado que "se trata de una posición política plenamente legítima que conecta con el sentir mayoritario de IU". Sin embargo, también insistió en que los concejales tienen autonomía en las decisiones municipales de acuerdo con los estatutos de Ezker Batua.

Madrazo apostó porque la Asamblea General de EB de finales de mayo pueda cambiar dichos estatutos del partido, para que las decisiones "de este calado no sean sólo competencia de la asamblea local, sino del conjunto de la militancia y, por tanto, de sus órganos de dirección".

Además, rechazó que se haga de la moción de censura "un elemento de confrontación partidista", como no lo hizo EB-Berdeak cuando el PSOE "decidió seguir negociando con ETA después de la T-4 y no promovió ninguna moción de censura tras el asesinato de los dos guardias civiles" en Capbreton.

Para Madrazo, el PSOE está "más preocupado por las elecciones autonómicas que por la paz y la normalización política", lo que es "muy poco responsable" porque "es lo que realmente le preocupa a la gente".

A su juicio, el PSOE "no quiere mover ficha porque piensa que la hoja de ruta perjudica y desgasta al Gobierno vasco, pero está haciendo un cálculo electoral muy equivocado".

SIN POLITICAS "VALIENTES"

Además, dijo que los socialistas tienen "una posición cómoda en términos políticos y electorales", por lo que "no quieren asumir ningún riesgo" y, en el Estado, se van "a entender sobre todo con el PP", ya que "no hay ninguna voluntad de girar a la izquierda ni de hacer políticas valientes para resolver el conflicto vasco".

Por otro lado, reiteró que sólo se presentará a la reelección como coordinador general de EB-Berdeak si su candidatura concita un grado de adhesión superior al que tuvo hace cuatro años, cuando fue del 62 por ciento. "Tampoco voy a buscar los apoyos, se tienen que dar de una forma natural", añadió.

Madrazo explicó que sus "ambiciones políticas" están colmadas "suficientemente", por lo que acabará su actividad profesional regresando a su labor como profesor de filosofía.


*************************************************************************************


miércoles, 16 abril 2008

El portavoz de la Presidencia de Ezker Batua-Berdeak, Mikel Arana, ha asegurado hoy que la dirección de su formación política propondrá, en la Asamblea General que celebrará los días 31 de mayo y 1 de junio, que se modifiquen los Estatutos de modo que, en el futuro, las decisiones de este “calado”, de ámbito “supramunicipal”, como la moción de censura en Arrasate, “no sean competencia exclusiva de la asamblea local, sino del conjunto de la organización y, por tanto, de sus máximos órganos de dirección”.

El portavoz de la Presidencia de Ezker Batua-Berdeak, Mikel Arana, ha asegurado hoy que la dirección de su formación política propondrá, en la Asamblea General que celebrará los días 31 de mayo y 1 de junio, que se modifiquen los Estatutos de modo que, en el futuro, las decisiones de este “calado”, de ámbito “supramunicipal”, como la moción de censura en Arrasate, “no sean competencia exclusiva de la asamblea local, sino del conjunto de la organización y, por tanto, de sus máximos órganos de dirección”.

Arana ha realizado estas declaraciones en una rueda de prensa, en la que ha explicado que, en la actualidad, la competencia en materia de acuerdos locales, corresponde “única y exclusivamente” a la asamblea local, tal y como señalan las Normas internas de EB.

En concreto, ha leído el artículo 36.e de los Estatutos de Ezker Batua, según el cual, entre las competencias del Pleno de la Asamblea de Base se encuentra “aprobar las alianzas con otras fuerzas políticas del ámbito municipal, así como los programas de Gobierno local, en el caso de gobernar con otras fuerzas políticas”.

A renglón seguido, Arana ha afirmado que la dirección de EB “no comparte” la decisión adoptada por el órgano local de Arrasate, porque, a su juicio, “no responde al sentir mayoritario ni de nuestra militancia ni de nuestra base social”.

En ese sentido, ha hecho un llamamiento a esta asamblea para que “prosiga” con las conversaciones que inició el pasado lunes con el PSE de esa localidad, al objeto de “consolidar una mayoría cualificada de gobierno y un programa de gobierno que haga factible materializar esa moción de censura”.

Del mismo modo, ha reclamado “flexibilidad” a los representantes socialistas, ya que, según ha explicado, en la reunión del lunes, les pidieron “un apoyo previo a su candidatura, postergando el debate sobre los compromisos de gobierno”. Arana ha calificado este proceder de “brindis al sol”.

Preguntado sobre su postura cuando se presente la moción de censura, ha insistido en que la dirección de EB “más que instar y subrayar que no compartimos la decisión que adopte la asamblea de Arrasate no podemos hacer”.

“Caso de que se presente la moción de censura y caso de que la Asamblea de Arrasate decida no apoyarla, nosotros reiteraremos que no compartimos esa decisión y propondremos a la Asamblea General de EB modificar los Estatutos, que necesitarán del voto de la mayoría de la asamblea para ser reformados”, ha añadido.



******************************************************************
en: http://www.javierortiz.net

"Viene a continuación Gaspar Llamazares, que se ve que se crece con el castigo, y amenaza con expulsar de IU a los concejales de Ezker Batua de Mondragón.

Otro que vive de cara a la galería. Sabe que carece de atribuciones no ya para cumplir la amenaza, sino incluso para formularla. Si quiere abrir un debate sobre las razones por las que los ediles de EB y de otros partidos no secundan la moción de censura del PSOE contra la alcaldesa de Mondragón, es perfectamente libre de hacerlo, y muchos se lo agradeceríamos, porque echamos de menos las polémicas en profundidad. Pero tendría que refutar los argumentos políticos que esgrimen los que han tomado esa decisión, y no refugiarse en simplezas como que no cabe consentir que continúe en su cargo una alcaldesa “que no se compadece por lo sufrido por un vecino”. De atenerse a principios de ese tenor, IU no podría respaldar casi ningún gobierno municipal, incluyendo algunos que presiden militantes de su propio partido.

No estoy exigiendo que los debates políticos se sustenten en argumentos rigurosos. Asumo que eso es ya una utopía. Me limito a denunciar la chapucería contraria."

16 abril 2008

Nota informativa sobre la situación de los Concejales de Langreo

Con respecto a las informaciones publicadas en varios medios de comunicación sobre la situación del Grupo Municipal de IU-BA en el Ayuntamiento de Langreo queremos manifestar:

Ante la negativa, reiterada y pública, de estas cuatro personas a permanecer en IU, los servicios jurídicos de Izquierda Unida procedieron a comunicar al Ayuntamiento de Langreo su nueva situación: estas cuatro personas no pertenecen a nuestra organización por voluntad propia y, por lo tanto, se pide al Consistorio que tome las medidas legales oportunas.

Es necesario recordar que Izquierda Unida no ha expulsado a nadie en Asturias. Nos encontramos ante cuatro personas que se niegan a estar en IU. Y si no quieren estar en IU no pueden representar a Izquierda Unida en el Ayuntamiento.

Estas personas son concejales porque se presentaron en las listas de una organización política a la que se niegan ahora a pertenecer. Por tanto, y como consecuencia exclusiva de la decisión de estas personas, no podrán representar las siglas de IU en el Ayuntamiento ni formar parte del Grupo Municipal de IU en esta institución. Sería un fraude a los ciudadanos de Langreo. Tienen la obligación ética de presentar su dimisión, de lo contrario tendrán la consideración de tránsfugas.

Consideramos necesario recordar los antecedentes de esta situación:

  • El pasado 1 de febrero, el Coordinador de IU en Langreo presenta su dimisión junto 21 miembros del Consejo Político local. El Consejo Político de IU de Asturias, en su reunión del 7 de febrero, acordó constituir una Comisión Gestora que asumiera las competencias de dirección política con dos objetivos fundamentales: normalizar la situación interna de la organización local y garantizar el trabajo de campaña electoral en el municipio de Langreo.

  • El 18 de febrero la Comisión Gestora acordó impulsar la normalización interna de la organización, reclamando a la anterior dirección política el informe económico (a fecha de hoy sigue sin entregarse) y organizar la entrega de carnets a los afiliados en el marco de la campaña promovida por el Consejo Político IU de Asturias, ya que hacía varios años que no se renovaba el carnet de IU de Asturias.

  • El 26 de marzo se realizó un acto de entrega de carnets a las afiliadas y afiliados de IU en Langreo. Asimismo se estableció un periodo de tiempo para que las personas afiliadas a IU en este municipio puedan retirar el carnet de afiliado.

  • En este periodo, Alejandro López, como portavoz del Grupo Municipal de IU-BA en el Ayuntamiento de Langreo, realizó, de forma continuada y a varios medios de comunicación, manifestaciones contrarias a los intereses generales de Izquierda Unida generando una importante confusión sobre su continuidad en Izquierda Unida y su supuesta condición de concejal del Partido Comunista en exclusiva, respetando únicamente la disciplina interna del PC. Declaraciones que han contribuido al descrédito de IU en el municipio, profundizando la crisis de IU y deteriorando la imagen pública de la organización.

  • Esto ha generado una importante confusión pública. Las mismas personas que ostentaban responsabilidades de dirección política en la organización de Langreo presentan su dimisión, renuncian al ejercicio de sus responsabilidades orgánicas. Sin embargo, no renuncian al cargo de concejal de IU en el Ayuntamiento de Langreo. Es más, realizan declaraciones públicas afirmando que son concejales del Partido Comunista y no de IU. Afirman, incluso, que la única disciplina política que reconocen y respetan es la del PC.
  • La Comisión Gestora de IU de Langreo, en el marco de sus competencias atribuidas por el Consejo Político de IU de Asturias, acordó convocar una reunión con los concejales de IU en el Ayuntamiento de Langreo para abordar diferentes cuestiones de política municipal y aprovechar para entregar el carnet de IU a estos compañeros. Para ello se convocó formalmente a una reunión el 7 de abril sin que ninguno de los concejales asistiera a la misma.

Ante esta situación, el Consejo Político de IU de Asturias celebrado el pasado 8 de abril acordó

  • Dirigirse a los miembros del grupo municipal de IU en el Ayuntamiento de Langreo con el objetivo de que clarifiquen, con urgencia, su situación orgánica en IU ya que su portavoz ha reiterado que no pertenecen a IU y se considera imprescindible clarificar esta situación y poner fin a la importante confusión pública generada.

  • El Consejo Político de IU de Asturias consideró necesario garantizar la adecuada normalidad interna en la organización local de Langreo. Existen espacios y medios para expresar legítimas discrepancias políticas en IU, pero no se puede tolerar el descrédito continuado y consciente de IU y lo que representa esta organización.

  • En el caso que estos compañeros no manifiesten su voluntad de seguir afiliados a Izquierda Unida de forma inmediata, este Consejo Político encomienda a la representación legal de Izquierda Unida a adoptar cuantas medidas sean necesarias para garantizar la presencia de compañeros y compañeras de Izquierda Unida como concejales en el Ayuntamiento de Langreo evitando que la representación que obtuvo IU en las últimas elecciones municipales la puedan ostentar personas que no pertenecen a IU, consumando así un fraude a quienes votaron a IU en Langreo.

Manifiestu republicanu d'IU énte'l 14 d'abril


Énte la conmemoración del 14 d'abril del 77 Aniversariu de la Proclamación de la II República, Izquierda Unida Federal quier espresar la vixencia del pensamientu republicanu que consagraba la defensa de los drechos y valores fundamentales tovía vixentes. La II República supunxo'l turnu del pueblu. La Constitución del 31 foi'l primer ensayou europeu d'un réxime social democráticu, un testu social, progresista y avanzáu, non superáu tovía polos testos de les democracies occidentales.

El republicanismu nun ye pasáu, apaez güei como un valor social emerxente, venceyáu a la mocedá. Éstos decláranse mayoritariamente republicanos. El republicanismu ye un pensamientu políticu y una opción ideolóxica. Nun supón nenguna utopía y, poro, dende Izquierda Unida proclamamos el nuestru firme y decidíu trabayu en defensa d'una III República qu'atienda a los valores de solidaridá nel marco d'un Estáu Federal y democráticu.

La llucha pola República ye un mou de materializar el nuesu convencimientu por otru mundiu posible. El nuestru compromisu alternativu y tresformador, la nuestra voluntá de camudar esti sistema alcuentra nel republicanismu una espresión política concreta.

Miramos p'hacia'l futuru, pero tomamos lo meyor del pasáu. Na anterior llexislatura'l Parllamentu aprobó la Llei de Memoria Hestórica. A partir d'agora vamos poner tol nuesu empeñu nel so estrictu cumplimientu y en que naide desvirtúe los sos valores d'alcuentru, solidaridá y reconocimientu del trabayu de los homes y muyeres republicanos que dieron lo meyor de sí mesmos pola paz y la llibertá d'esti país.

Esti empeñu incluyirá'l trabayu y la vixilancia pa que se xestionen adecuadamente los calces llegales y xudiciales establecíos pa l'anulación efectiva de toles penes y condergues emanaes de los illegales tribunales de la dictadura.

El primer fundamentu del republicanismu ta basáu nel desenrrollu de los drechos ciudadanos básicos de Llibertá, Igualdá y Fraternidá. Llibertá dende'l conceptu de garantizar les condiciones materiales pa que la persona tenga autonomía. Igualdá dende la estensión d'esos drechos a toles persones. Fraternidá dende'l conceptu de solidaridá y concencia de clas.

Llibertá, igualdá y fraternidá constitucionalicen a les persones. Los ciudadanos yá nun pueden ser mercantilizaos. El republicanismu democráticu significa universalizar pa toos la llibertá.

El so segundu fundamentu consiste n'apostar por un orde social dependiente de la responsabilidá ciudadana. Debemos afrontar el secuestru de lo político nel actual sistema de representación. Debemos afrontar la fractura ente representantes y representaos. Un sistema realmente democráticu debe dotase d'una Llei Electoral proporcional y xusta que faiga valir na práctica'l principiu irrenunciable d'un home, una muyer, un votu'.

El republicanismu cívicu, con gran tradición política, enllaza colo más innovador de la nuesa sociedá actual: la impugnación al nuestru actual modelu social. Por ello, ye preciso establecer un nuevu renacimientu de la democracia. Un nuevu renacimientu que tien como fin la repolitización de la sociedá.

Apostamos pol republicanismu como compromisu éticu pol interés de toos: la virtú cívica, el drechu y deber de tar informáu, la tolerancia, el respetu a la pluralidá y la confianza na acción colectiva pa cammudar les coses.

Madrid, 14 d'abril 2008 Coordinación Executiva de Modelu d'Estáu Secretaría de Llibertaes y Aición Republicana

02 abril 2008

La izquierda española: ¿un final o un principio?

La izquierda española: ¿un final o un principio?

Por Juan-Ramón Capella

Lo augurado se ha cumplido: Izquierda Unida ha obtenido los peores resultados electorales de su historia.

Todos los implicados en esta crisis se han lanzado a hablar de “renovación profunda”: renovación profunda del PCE, profunda renovación de Izquierda Unida. También, según noticias, en algunos ambientes, a darse palos los unos a los otros. Una profunda renovación.

Estas líneas se sitúan en otra perspectiva: esos resultados electorales significan “el final de una historia”.

El final.

Y la pregunta es si la izquierda social real de este país está en condiciones, ahora, de “iniciar una historia nueva”. No de renovar, o tratar de mejorar, sino de empezar de nuevo y de otra manera, construyendo otra cultura y otra práctica políticas, capaces de poner en actividad a todo el “pueblo de la izquierda” los días de cada día y no sólo en las citas electorales.

Final de una historia

Los lectores disponen sin duda de un manojo de explicaciones acerca de los resultados electorales de IU: desde la ley electoral —concebida desde el principio contra nosotros, pero que ha funcionado siempre— hasta el llamado “voto útil”, una consecuencia, en el fondo, de la ley electoral y del temor al PP. Explicaciones que toman en consideración desde las divisiones internas de IU hasta las prácticas políticas de este partido: el seguidismo al Psoe de Llamazares; o las inconsistencias: el Tripartito catalán, donde IC detenta el ministerio de la represión y la ejerce; o la participación en el Gobierno Vasco.

Pero todas estas explicaciones, pese a ser significativas, eluden las cuestiones de fondo principales: ¿por qué muchos trabajadores y gentes de izquierda votan enajenadamente por el PP? ¿Por qué muchos, muchos, votan al Psoe? ¿Por qué los sindicatos están a partir piñón con el gobierno central —campeón de la política neoliberal— o con los diversos gobiernos autonómicos? Ciertamente, preguntas como éstas no sirven para explicar por qué se han perdido posiciones: sirven para plantear el problema de la pérdida de influencia electoral y sobre todo social de la izquierda en los últimos veinte años e incluso antes.

Pues no se trata de preguntarse por qué los resultados electorales son tan malos, sino de preguntarse por qué no funcionan las instituciones políticas de la izquierda real de este país.

***

Este análisis no se puede hacer en una breve nota sobre lo más urgente. Para una explicación aclaratoria de la debilidad política de las instituciones de la izquierda en España habría que remontarse, en mi opinión, bastante lejos. Al menos, a la catastrófica gestión de Santiago Carrillo y su equipo durante la transición, cuando el PCE renunció a diferenciarse programáticamente del Psoe, se tragó sin más la monarquía y la bandera de Franco, proclamó la honorabilidad de los militares insurrectos, y cedió conquistas de los trabajadores en los Pactos de la Moncloa. Este pragmático cinismo, capaz de traicionar cualquier ideal colectivo, liquidó en poco tiempo el prestigio que el partido había conquistado en la resistencia antifranquista y desmoralizó a muchísimos de sus militantes.

Sobre esta base del oportunismo de la dirección del PCE les resultó fácil a los medios de masas del gobierno y del empresariado la “construcción de la identidad socialista” ubicándola en el Psoe, cuya contribución colectiva a la lucha antifranquista se puede calificar piadosamente de microscópica. Y mediocridades como Felipe González, Alfonso Guerra, Miguel Boyer, Joan Reventós, Javier Solana y tantos otros que me callo fueron presentados como oráculos por los medios de masas afines al empresariado y al Departamento de Estado norteamericano (o sea: todos de acuerdo en eso).

Es obvio que en un período de tiempo muy breve, y que coincide con los años centrales de la transición, el PCE, el partido hegemónico entre los demócratas españoles, su vanguardia y su máquina de pensamiento, su principal formación, pasa a ser un partido político secundario en la vida política, y a perder una a una las cualidades que le habían llevado a la hegemonía, las principales de las cuales eran su capacidad de producción de pensamiento político y sobre todo, por encima de todo, su práctica militante.

Una discusión seria de lo que le ocurre hoy a la izquierda debe tomar en consideración los errores cometidos.

***

Con el final de la transición, esto es, con la nueva derrota significada por la entrada de España en la OTAN; con el Psoe de Felipe González en el Gobierno —el gobierno más corrupto que ha conocido la monarquía parlamentaria—; con el cambio a las políticas neoliberales puras y duras que la izquierda social no tuvo siquiera la capacidad de modular, el PCE dirigido por G. Iglesias tuvo el acierto de crear Izquierda Unida.

La creación de IU significó inicialmente un paso positivo en la recuperación de la Izquierda Social. Con la experiencia de Julio Anguita y Convocatoria por Andalucía pudo parecer que esta formación, abierta a grupos y personas no identificados con el partido comunista, se realizaba la renovación política que necesitaban las instituciones de la izquierda de este país, y que se materializaba un modo distinto de hacer política.

Hay que decir, sin embargo, que el PCE, que puso todo su empeño en fundar e impulsar Izquierda Unida, lo hizo “con red”, por decirlo así: no quiso contemplar su propia disolución en el seno de la nueva organización.

Y ésta tuvo que funcionar en medio de un marjal de cocodrilos: infiltrados del Psoe o afines a este partido en puestos incluso directivos; durísimo enfrentamiento con el gobierno a propósito de políticas inadmisibles como la guerra sucia de los Gal, y, naturalmente, la hostilidad de la prensa, siempre con el empresariado, siempre con el Psoe, o los nacionalismos, o con la derecha: siempre negándole a la izquierda social un lugar al sol en la construcción de la política de este país. Mientras tanto, políticos nacionalistas y de clase media se hacían con el control de parcelas de la izquierda, como el Psuc, para desactivarlas y presentarse como equipos compatibles con el sistema.

Otras cosas cambiaban, entretanto, y no sólo condicionantes exógenos de primera magnitud. La opción de todos los partidos por la fórmula de los “partidos de cuadros” y el abandono de la idea del “partido de masas” originó una ruptura generacional muy difícil de salvar. Muchas personas han visto en la actividad de las organizaciones no gubernamentales un punto de referencia para la transformación molecular del mundo social, en detrimento de una acción política que sólo ven en su limitado y travestido referente parlamentario y sobre todo en la superficialidad de su versión massmediática.

Por supuesto, estos cuatro apuntes no bastan. Pero señalan que hay que buscar explicaciones de fondo a la crisis específica de la izquierda social en España.

***

La cuestión, hoy, es saber si IU y PCE pueden convertir este final de ciclo político en el principio de otra cosa, aliándose con todas las fuerzas e iniciativas sociales, con los grupos de acción disconformes con el sistema y con las personas portadoras del espíritu de rebelión.

No se trata de conseguir una enésima refundación de Izquierda Unida, o de buscar una refundación del PCE. Se trata de suscitar la voluntad política de crear un partido nuevo, abierto a la militancia de masas y no sólo parlamentario, definido no ideológica sino programáticamente —esto es, un partido laico, en el que puedan coincidir personas de diversas ideologías, conformes con un programa democráticamente concebido y estipulado.

Un partido consciente de que la propia forma política del partido —la institución partido— está en crisis, y decidido a experimentar y a tratar de ser un partido de masas de asociados, y no una mera organización de cuadros profesionales de la política (lo que impondrá afrontar desde el principio el problema de la profesionalización temporal en la actividad política).

Nos hallamos ahora en una situación paradójica:

Tenemos a la vez el problema planteado por Gramsci: capitanes sin ejército y ejército sin capitanes. Y lo tenemos, lo subrayo, a la vez.

Hay capitanes que han perdido su ejército. Capitanes como Llamazares, Alcaraz o Frutos, que, cualesquiera que sean sus méritos personales, han sido incapaces de mantener cohesionadas sus fuerzas. Son capitanes sin ejército en el peor sentido de la expresión: no son ellos los dotados de ideas estratégicas y capacidad de atracción para conseguir un “ejército” nuevo. Deben ser rebasados políticamente para que lo nuevo pueda nacer.

(Éste puede parecer un juicio duro, pero es sólo un juicio político, no moral; y por tanto abierto a cambiar según los comportamientos políticos.)

Pero hay también —y esto es lo más importante— un ejército sin capitanes. El de los militantes de tantas organizaciones políticas y sociales —incluida tanta buena gente del PCE y de IU—, por supuesto, pero también la multitud de personas que perciben la gravedad de los problemas para los que el empresariado y su clase política carece de respuesta, y que desean hallar un lugar de inserción en la lucha política.

Ese lugar de inserción no puede ser otro que el de un partido de nuevo cuño que anime comisiones cívicas, estudiantiles, sindicales, locales, en torno a iniciativas ciudadadanas y rurales de todo tipo, sobre los ejes centrales de la problemática social de nuestro tiempo.

***

¿Es esto viable? ¿Es sólo un sueño?

La cultura política tradicional del comunismo sin duda verá con reticencia el proyecto de apostar por un gran cambio. No sólo el PCE: también otros grupos políticos menores temerán perder su identidad si apoyan a fondo un proyecto de renovación en profundidad. Porque se trata de eso: de perder una máscara, una personalidad, que ya no sirve, y aprender a construir junto con otros una máscara política nueva.

Por otra parte, siempre la construcción de nuevas identidades en la izquierda —desde la del común antepasado Pablo Iglesias, a la de las formaciones anarquistas, etc.— se han dado en medio de luchas sociales importantes, en momentos en que no podía siquiera imaginarse la apatía sociopolítica que parece caracterizar nuestro presente.

Pero los desafíos que aguardan al “partido orgánico de la izquierda social”, sea cual sea la denominación que encuentre, no son pequeños: tienen que ver ante todo con la precarización del trabajo, con el sistema de pensiones, con el dumping social, con los trabajadores inmigrantes, sus derechos y su incorporación a la lucha de la izquierda social. Hay que hacer frente y echar abajo el crecimiento neoliberal de las desigualdades.

Hay que hacer frente con desobediencia civil, con gran energía, a las políticas del sistema que nos comprometen en actividades bélicas, que violan sus propias leyes, que nos ignoran como personas; hay que hacer frente a aparatos del Estado, como el judicial, que convierten en una burla eso que se suele llamar “administración de justicia”. Hay que transformarlos de raíz.

Hay que afrontar el final de la era del petróleo barato, con la consiguiente militarización del tráfico del petróleo y materias primas; afrontar la pérdida de derechos individuales en beneficio de todo tipo de policías; hay que afrontar el cambio climático y la escasez de agua buscando soluciones razonables y cooperativas.

Hay que afrontar una lógica social que trata de desplazar siempre a mañana los problemas de hoy, agravándolos y haciéndolos inmanejables: los problemas de los residuos, de las incompatibilidades productivas.

Es necesario abordar los necesarios cambios en los modos de vida: la hiperurbanización, las formas de trabajo que incitan al uso creciente del automóvil privado. Hay que abordar el problema creado por la formación de monopolios publicitario-culturales, crear sistemas de enseñanza que al menos permitan aprender… Y también mantener o conseguir conquistas elementales: el derecho de las mujeres al aborto, la curación de las pandemias homofóbica y machista, la conquista del derecho a la eutanasia.

Eso y tantas otras cosas, por no hablar de las lacras que afligen a las poblaciones pobres. Por todo eso, y por la consciencia de que no se trata de problemas imaginarios, puede ser posible hablar de un nuevo partido de la izquierda de este país como de un proyecto, y no sólo como un sueño.

Porque no podemos abandonar todos esos problemas a la gestión de los empresarios y de sus partidos afines, el Psoe, el PP y los nacionalistas de derechas. Porque no podemos limitarnos a incidir marginalmente sobre ellos, ni menos aún podemos mendigar. Por eso es imperativo, aunque parezca hoy difícil, decir adiós a lo viejo y crear entre todos algo nuevo.

Ponte a pensar.

Luego hablamos.

 
inicio