Anekdotas del saléu nes buries agües de internete.
Anekdotas de la navegación en las borrascosas aguas de internete.

23 mayo 2008

Entrevista Rosa Aguilar “Izquierda Unida está al borde del precipicio”

Nueva Tribuna. Izquierda Unida ha presentado un manifiesto de refundación muy autocrítico que usted ha secundado. ¿Supone este apoyo que descarta la posibilidad de abandonar la coalición?

Rosa Aguilar.Yo nunca he hecho esas manifestaciones de salir o no salir del proyecto de IU. Nunca he dicho eso. Y sigo a día de hoy diciendo lo que he dicho siempre. Hasta la asamblea general de IU voy a contribuir al debate necesario que tenemos que hacer en el seno de la organización, con respeto, que nos lo debemos y con mucha generosidad para poder concitar el más amplio consenso que permita una nueva etapa abierta a la ciudadanía. Y ahí es donde yo voy a estar, con mi trabajo y en mi esfuerzo hasta que la asamblea se celebre. Una vez que veamos qué resultados da y si de verdad sale una nueva etapa y una organización fortalecida, pues tomaré la determinación de seguir trabajando. Si no es así, lo que he reivindicado siempre es mi libertad personal para decidir. Porque, desde el primer momento he dicho que me iba a implicar políticamente, pero un proceso requiere un punto de llegada que es la asamblea y espero que hayamos sido capaces dialogar lo bastante y suficiente en el seno de la organización como para ponernos de acuerdo, porque aquí lo importante es el proyecto, sus contenidos, su perfil político y los elementos que lo van a definir. En ese sentido yo voy a estar ahí.

“El día después de la asamblea de IU decidiré con total libertad”

NT. Entonces no descarta ni una cosa ni la otra…

RA. Plantear ahora qué va a ser Rosa Aguilar es una falacia y no tiene ningún sentido. No lleva a ninguna parte. Rosa Aguilar ya ha dicho lo que va a ser en su organización política hasta la asamblea que es colaborar y contribuir participando activamente en el debate político que creo se debe dar con respeto, generosidad, con el afecto que unos y otros nos debemos y con la vocación y voluntad de construir, no de destruir absolutamente nada. En esa medida estoy ahí, y el día después actuaré con absoluta libertad; desde la coherencia que me debo a mi misma, de lo que pienso, siento y creo; de los principios, los valores y las ideas que sustentan mi compromiso político hacia el conjunto de la sociedad, y en ello voy a estar y por ello voy a caminar. O sea que no hay ninguna otra elucubración. Lo demás es querer interpretar el futuro.

“Izquierda Unida está en el borde del precipicio”

NT. ¿Se ha planteado la posibilidad de liderar Izquierda Unida tras la renuncia de Gaspar Llamazares?

RA.Ya he dicho con rotundidad que no. No, por razones personales y políticas, en ese orden justamente. Quiero contribuir a la fortaleza colectivamente para una etapa nueva, llena de sentido común, de política clara, transparente, de servicio a la ciudadanía, pero no voy a plantearme la posibilidad de liderar IU, sencillamente porque lo tengo absolutamente descartado. Lo que sí voy a propiciar con mi contribución y con mi participación es el mejor y el mayor de los debates políticos. Creo que IU está en el borde del precipicio, que debe optar con claridad por un proyecto en el espacio de la izquierda, con unas alianzas claras, con una política en términos de modelo de Estado y en política antiterrorista claras y con un perfil muy claro en términos sociales, medioambientales, solidarios y económicos. Eso debe dibujar el futuro de IU y la apuesta que debemos realizar. Porque, a pesar de lo mal que lo hemos hecho y de la confrontación interna y permanente, que es la que ha prevalecido sobre todo y la que ha empañado nuestro quehacer político diario en cuanto a nuestras propuestas y nuestro trabajo, un millón de personas han seguido confiando, lo cual quiere decir que estamos ante un proyecto que tiene espacio social. Si somos capaces de abrirlo será útil desde el punto de vista democrático, al conjunto de la ciudadanía, al propio sistema democrático y a la pluralidad que en España se manifiesta que también está reconocida en IU. Si no somos capaces, pues habremos terminado con un proyecto político que merece la pena.

“La acción de IU ha quedado empañada por la bronca permanente”

NT. El manifiesto de refundación también expone las causas que han llevado a la debacle electoral de IU. ¿Cuál ha sido a su juicio la principal de ellas?

RA.La principal causa ha sido la crisis interna permanente de IU que hace que los ciudadanos dejen de creer en nuestra fuerza política, dejen de escucharnos y que esa crisis prevalezca sobre lo que es la acción política, las iniciativas, las propuestas, las alternativas y la actuación institucional. No hemos dado opción a que los ciudadanos conozcan el importante papel que IU ha jugado en leyes como la de dependencia o la de violencia de género, o los Presupuestos Generales del Estado. Izquierda Unida tiene una actividad extraordinaria, pero no hemos podido visualizarlo ante la ciudadanía porque todo ha quedado empañado por la bronca y la crisis permanente que hemos vivido a lo largo de los últimos años. Si miramos las hemerotecas, cada vez que IU ha salido en los medios de comunicación ha sido en clave de confrontación y de disenso en temas importantísimos. No hemos sido capaces de aunar nuestra voz en temas de Estado. Lo que quiere la sociedad es un mensaje, uno, claro, contundente, transparente y leal con la propia ciudadanía. Uno de ellos es el terrorismo. No se puede decir lo uno y lo contrario, porque eso te crea una debilidad tremenda y pierdes credibilidad ante la sociedad y desde esa perspectiva. Pues eso es lo que se ha visto, lo que se ha mostrado de IU. Y ese ha sido, digamos, el principal agujero negro porque el que se han ido tantos votos ya que los ciudadanos han dejado de creer en nosotros.

NT.¿Qué le pareció la propuesta de refundación de Julio Anguita que apuesta por el cambio generacional?

RA.Yo he reclamado para mí libertad, por lo tanto no voy a negar la de los demás. Seguramente si todos ponemos todos los documentos habrá mucho en común en todo ello y habrá cosas diferentes y distintas y esas diferencias son las que hay que hablar para saber si podemos transitar todos por un camino amplio, común, con objetivos compartidos o son caminos distintos. En ese sentido, la iniciativa de Julio es como la del resto, siempre es buena porque da oportunidad al debate y este es el momento del debate, constructivo, generoso y desde el respeto y eso es lo que reivindico y así lo ejercito. Respeto totalmente cualquier iniciativa.

NT.Pero, ¿cómo se debe reorganizar IU, desde un hiperliderazgo como el que ha ejercido Llamazares y que algunos han criticado?

RA.Todas las fuerzas políticas saben que si no hay un referente cuesta mucho trabajo. Otra cosa es que la dirección de un proyecto tiene que ser colectiva. En tiempos de Anguita hubo un liderazgo evidente y manifiesto. No contrapongamos lo uno a lo otro porque entonces nos equivocamos. Tiene que haber una dirección colectiva que dirija el proyecto, una organización que se fortalezca. IU, hoy tiene una debilidad extrema, en militantes, y eso se nota. En este sentido renovación toda. Pero, yo se lo he comentado personalmente a Julio y hay personas que tienen 30 años y que son más viejos que otras que tienen 80 años. La edad no es un grado de antemano. Yo he escuchado algunos jóvenes que son mucho más viejos que otros más mayores. Las posiciones no se pueden dividir por edades ni por mentalidades sino por planteamientos, ideas, por valores, y por principios y objetivos.

NT.¿Como están en este momento las relaciones entre IU y el PCE?

“Me gustaría que se recuperase para IU el PCE de la Transición”

RA.Pues mal. Rotas no, pero no son todo lo buenas que deberían ser. Son unas relaciones malas que repercuten negativamente en el proyecto de IU. Y a mi me gustaría encontrarme en todo este proceso al PCE de la reconcialición nacional y la época de la transición democrática, que supo dirigir desde la generosidad, que supo ponerse en la tercera fila cuando tocaba estar, que supo dar paso a otras personas para generar espacios de lucha y de trabajo y conquistar la democracia y la libertad y un espacio de convivencia de toda la ciudadanía. Fue en ese PCE en el que yo entré y en el que creía firmemente, ese partido de Dolores, Santiago, de Sánchez Montero, gente que para mí han sido un ejemplo y lo siguen siendo y los llevaré siempre conmigo porque son referentes en el significado más amplio de la política. Me gustaría encontrarme con un PCE que fuera consciente plenamente y sabedor del extraordinario caudal que tiene en sus manos. Un caudal que le han legado toda la gente que está y que no está que lucharon años y años y que dieron su vida y libertad para que los demás lo tuviéramos. Me gustaría que el PCE fuese consciente de esto pero no desde la significación histórica sino de la presente y que recuperara esa manera de saber hacer las cosas. El PCE fue determinante para la conquista de la libertad y de la democracia. Fue el único que hizo frente a la dictadura y que luchó por los derechos de los trabajadores y ese caudal lo tiene hoy el PCE. Dio muestras de saber trabajar, con el mundo cristiano, demócrata, y fue capaz de dar un paso para atrás para que fuera otra gente la que estuviera en primera línea. Eso hizo aún más grande al PCE. Me gustaría que se recuperase para IU ese PCE. Pero estoy expresando un deseo en voz alta.

Publicar un comentario
 
inicio